La UPV terminará ya el informe sobre el accidente mortal en la Escuela de Ingeniería

Concentación ante la Escuela de Ingeniería de Bilbao, tras al accidente mortal de la trabajadora./P. URRESTI
Concentación ante la Escuela de Ingeniería de Bilbao, tras al accidente mortal de la trabajadora. / P. URRESTI

La trabajadora quedó en coma tras precipitarse en mayo por unas escaleras de emergencia y falleció el viernes

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

La UPV/EHU se comprometió ayer a terminar «a la mayor brevedad, y con el mayor rigor, la investigación emprendida para el pleno esclarecimiento» de la muerte de una trabajadora que el pasado mes de mayo quedó en coma tras precipitarse por unas escaleras de emergencia. El accidente se produjo el día 21 en el edificio nuevo de la Escuela de Ingeniería de Bilbao. La víctima, cuya identidad se corresponde con las iniciales M.A.N., tuvo que ser evacuada rápidamente al hospital de Cruces, pero su delicado estado de salud se fue agravando hasta que finalmente falleció este pasado viernes.

En una nota de prensa difundida ayer, la institución académica expresó su «más sentido pésame» por la muerte de su empleada y se puso a disposición de la familia «para todo lo que sea necesario». El accidente se produjo a primera hora de la tarde cuando la empleada, de unos 50 años y adscrita al área de Administración y servicios de la Escuela de Ingeniería, se dio un fuerte golpe en la nuca al caer de espaldas cuando bajaba las escaleras. Los servicios de Emergencias la trasladaron rápidamente al centro sanitario de Barakaldo, donde ha luchado entre la vida y la muerte este mes y medio.

El siniestro ha provocado un profundo malestar laboral en el ámbito universitario, con concentraciones y protestas protagonizadas tanto por trabajadores como por representantes sindicales y estudiantes. La sección sindical de LAB en la UPV/EHU asegura que lo sucedido es consecuencia de una serie de «irregularidades que no eran nuevas y contra las que no se tomaron medidas, a pesar de los precedentes existentes».

Las escaleras se sitúan en un acceso de emergencia que, al parecer, se utilizaba con asiduidad por trabajadores de la institución. Tras el último siniestro, los pases se anularon, pero para entonces, otros dos empleados ya se habían accidentado. El informe de la UPV se espera que aclare lo sucedido.

Temas

Upv, Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos