El Correo
El dispositivo monitorea la temperatura de forma inalámbrica 24 horas.
El dispositivo monitorea la temperatura de forma inalámbrica 24 horas. / TempTraq

Un termómetro adhesivo para bebés

  • investigación

  • TempTraq es un parche que se coloca cerca de la axila y envía la temperatura del niño en tiempo real al móvil de los padres por Bluetooth

Los padres de recién nacidos ya no tendrán que levantarse del sofá para ponerle el termómetro al bebé y correr el riesgo de despertarle de su ligero sueño. Ahora un innovador parche adhesivo que se coloca cerca de la axila y que toma la temperatura del niño consigue que los padres reciban en su teléfono móvil estos datos durante 24 horas.

TempTraq se basa en una tecnología que monitorea la temperatura del bebé y manda estos datos por Bluetooth en tiempo real a un 'smartphone'. Además, la aplicación guarda un histórico que muestra gráficamente las variaciones de temperatura en el tiempo. Este es el primer sistema de termómetro inteligente y portátil que envía alertas y guarda estos datos en el dispositivo, según sus creadores.

El aparato se alimenta con una batería Blue Spark y el dispositivo incluye un software de descarga gratuito para móviles Android y Apple, lo que permite a los usuarios llegar a un "nuevo nivel de atención de la salud de los niños de todas las edades, incluso de los adultos", señala la compañía.

El presidente de esta empresa estadounidense, John Gannon, explica que este termómetro inalámbrico "da tranquilidad a los padres y descanso a los hijos", un factor muy importante para recuperarse pronto. Según sus palabras, ésta es "la mejor manera" de controlar a un bebé enfermo.

Avisar al médico

Simplemente hay que pulsar el botón de 'Inicio' para activar el termómetro y los padres recibirán las alertas siempre que se encuentren en un radio de hasta 12 metros de distancia. El sistema mide las temperaturas que se encuentran entre los 30 y los 43 grados centígrados. A diferencia de otros dispositivos, TempTraq simplifica el proceso de lectura de os datos, con colores que indican los niveles de temperatura: verde, naranja y rojo.

Además, los padres que quieran podrán compartir estos datos con sus familiares o incluso con el médico a través de correo electrónico con la 'app'. En ella los padres también pueden llevar un registro de cuándo come el niño o cuándo ha tomado los medicamentos. Los padres de varios bebés podrán recibir el monitoreo de la temperatura de ambos niños en sus móviles de la misma forma.