El Correo
Sistema multimedia de aprendizaje de anatomía.
Sistema multimedia de aprendizaje de anatomía. / MSU

Para aprender anatomía, la tecnología no logra sustituir al cadáver

  • investigación

  • Pese a su utilidad, el 'software' de simulación anatómica no podrá reemplazar a los cuerpos en las clases de medicina a corto plazo

En las facultades de medicina o enfermería, a pesar de la creciente popularidad del uso de programas de simulación por ordenador para enseñar anatomía, los estudiantes aprenden mucho mejor a través de la utilización tradicional de cadáveres humanos. Así lo afirma, al menos, una nueva investigación publicada en la revista científica Anatomical Science Education.

Para Cary Roseth, profesor de psicología de la educación en la Universidad Estatal de Michigan y autor del estudio, el trabajo sugiere que las clases de instrucción anatómica con cadáveres deben continuar en los estudios universitarios. "Nuestros hallazgos indican que la tecnología educativa puede mejorar la enseñanza de la anatomía, pero es poco probable que reemplace completamente a los cadáveres", dijo Roseth.

Un método caro pero efectivo

En los Estados Unidos, la mayoría de los cursos de anatomía todavía emplean el uso de cadáveres, aunque en muchos casos las tecnologías digitales complementan la instrucción. Sin embargo, hay un creciente debate sobre si estos cadáveres son necesarios; algunas facultades de Australia o el Reino Unido han dejado de utilizar cadáveres para enseñar anatomía. La polémica se ha intensificado en los últimos años debido a los crecientes costes de enseñar anatomía con cadáveres o a veces, como ocurrió recientemente en la Universidad Complutense, los problemas derivados de una gestión deficiente de los mismos.

La investigación de Roseth y su equipo se centra precisamente en comparar ambos tipos de educación, así como los efectos en los estudiantes de la instrucción con software de simulación o cadáveres. Estos investigadores examinaron el rendimiento de 233 estudiantes de anatomía, repartidos en 14 laboratorios, a lo largo de un semestre. Un grupo aprendió anatomía con un cadáver y el otro con un sistema multimedia de aprendizaje. Ambos grupos fueron finalmente examinados empleando un cadáver.

Diferencia de notas

Los estudiantes fueron examinados en dos aspectos, la identificación de las partes del cuerpo y explicar cómo funcionaban. En la identificación, los estudiantes que aprendieron anatomía con un cadáver obtuvieron notas, en promedio, un 16 por ciento más altas que los que aprendieron en el sistema informático.

En la explicación funcional, los estudiantes que aprendieron en un cadáver puntuaron un 11 por ciento más. Para Roseth, este hallazgo fue particularmente sorprendente, dado que uno de los beneficios del programa multimedia es que puede mostrar cómo funcionan las partes del cuerpo, tales como el flujo sanguíneo en las arterias carótidas, algo imposible de ver en un cadáver.

"Cuando se trata de un aprendizaje real, no de simulaciones, de la anatomía humana, las representaciones digitales, incluso con todas sus ventajas adicionales, no funcionan tan bien como tener un cadáver", dijo Roseth.