La Fundación BBVA premia el aprendizaje de las máquinas 'inteligentes'

La Fundación BBVA premia el aprendizaje de las máquinas 'inteligentes'

Concede al investigador en computación Geoffrey Hinton su galardón Fronteras del Conocimiento en TIC por su «trabajo pionero» en 'machine learning'

DANIEL CABORNEROmadrid

La Fundación BBVA ha concedido este martes su premio Fronteras del Conocimiento en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) al investigador en computación Geoffrey Hinton, "por su trabajo pionero y profundamente influyente" en el campo del llamado aprendizaje automático (o 'machine learning') y también por sus avances en el aprendizaje profundo (o 'deep learning').

Así lo ha confirmado durante una conferencia el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, junto al catedrático Georg Gottlob, presidente del jurado de esta novena edición que estaba compuesto por los profesores Regina Barzilay, Rudolf Kruse, Liz Burd, Ramón López de Mántaras, Joos Vandewalle y Oussama Khatib. De tal manera, Hinton ha sucedido en el palmarés al matemático Stephen Cook, quien había sido galardonado en la octava edición "por determinar qué pueden resolver los ordenadores de forma eficiente y qué no".

"Las mejores máquinas son el cerebro humano y sus miles de millones de neuronas que se conectan entre sí. Mientras tanto, a un ordenador se le puede programar con 'inputs' y 'outputs' que se desean obtener para cambiar sus conexiones. Yo he buscado cómo cambiar las fuerzas de conexión. Con esto, no programas sino que haces que el propio ordenador aprenda. Ahora se avanza en traducción automática y muy pronto habrá aplicaciones para el cambio sanitario, a la hora de efectuar tomografías y radiografías", ha comentado el propio Hinton desde su domicilio en Toronto (Canadá).

"Con los ordenadores también se pueden diseñar mejores fármacos y vehículos sin conductor que serán mejores que los actuales. Cuando de joven estudiaba psicología, no estaba satisfecho respecto a las teorías con las que funcionan los humanos, porque no se basan en lo que yo pretendía. Mi trabajo era y es entender cómo trabaja la gente, construyendo modelos de redes neuronales. Las redes son abstractas y, a medida que las vamos entendiendo, es cuando las vamos aplicando a las ciencias que ya tenemos controladas", ha añadido el premiado vía Skype.

Cuestionado por el auge de la robótica en la vida cotidiana, Hinton se ha mostrado tajante: "El problema no es que los robots nos quiten empleos a los humanos, el problema es que en la sociedad no se compartan los beneficios que eso propicia; la cuestión es saber cómo se distribuye esa riqueza añadida. Hay otras preocupaciones más a corto plazo, como la fabricación de armas automáticas o autónomas gracias a estas aplicaciones".

"Estoy a favor de la limitación para las armas automáticas y, de hecho, creo que se deberían hasta prohibir", ha dicho respecto a ciertas polémicas sobre la robótica que recientemente se han debatido por ejemplo en el Parlamento Europeo. El paradigma más cercano de los autómatas es quizá la fabricación de vehículos sin conductor. "A medida que haya más coches autónomos, estos se comportarán de forma más fiable y segura. Incluso creo que llegará el día en que todos los vehículos serán autónomos", ha valorado Hinton.

«Los sistemas informáticos tendrán emociones»

"Creo que los sistemas informáticos sí tendrán emociones, aunque es difícil definir las emociones. Tenemos muchísimos más datos para enfocar estas redes neuronales hacia los ordenadores. En los años 80 no sabíamos las escalas, nos equivocamos en un millón de veces con nuestros cálculos. Pero hoy en día contamos con tres ingredientes: más potencia informática, muchísimos más datos y más conocimiento de redes. No hay nada que nosotros hagamos, que nuestro cerebro ya haga, y que no puedan llegar a hacer las máquinas", ha señalado el investigador, quien además asesora a Google en estas labores.

"Hace poco, Google Translate cambió sus bases a redes neuronales en lugar de basarse en voz porque las traducciones no eran tan buenas como un intérprete profesional; ahora así se están acercando al resultado que obtendría un hablante bilingüe", ha insistido un Hinton al que el jurado de estos premios Fronteras del Conocimiento ha definido como "líder en el campo del aprendizaje profundo gracias a sus algoritmos", y que luego determinaron la retropropagación neuronal.

Durante enero y febrero, los ocho jurados internacionales de la Fundación BBVA se reunirán en Madrid para sus correspondientes categorías y designar de esta forma a todos los vencedores. Estos galardones, creados y desarrollados en España para reconocer la investigación y creación de excelencia, han logrado situarse entre los más importantes de entre la comunidad científica internacional.

De hecho, se cuenta en estos premios con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), principal organismo español de investigación. La deliberación de cada jurado tendrá lugar a puerta cerrada en la sede de la propia fundación y los fallos se darán a conocer en respectivas ruedas de prensa, y en las que estará previsto conectar en directo con cada premiado para que los periodistas asistentes puedan trasladarle directamente sus preguntas.