Todos los taxis de Bilbao trabajarán el día de Santo Tomás

Los ediles Del Hierro, Abaunza, Díez y Gil, en la presentación del dispositivo especial de Santo Tomás. /I.B.
Los ediles Del Hierro, Abaunza, Díez y Gil, en la presentación del dispositivo especial de Santo Tomás. / I.B.

El Gobierno vasco ha autorizado un 30% de servicios mínimos en Bizkaibus y Bilbobus, afectados por sendas huelgas

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Bilbao se prepara para celebrar el viernes la Feria de Santo Tomás, uno de los mercados al aire libre más grandes de Euskadi. En una convocatoria que atrae hasta el Arenal y la Plaza Nueva a miles de personas de todo el territorio, el factor que más afectará a la edición de este año son las huelgas convocadas Bizkaibus, Bilbobus y Renfe Cercanías. Para paliar en la medida de los posible los efectos de estos paros, «Bilbao contará con toda la flota de taxis, incluidos aquellos que iban a librar ese día», según ha explicado el teniente de alcalde Alfonso Gil.

«Como ya ocurrió durante otros grandes eventos de ciudad», como las finales de rugby o los premios MTV, «se permitirá que las licencias de taxi que se encuentren dentro del régimen de descanso puedan trabajar, desde las 00.00 horas del día 21 y hasta las 7.00 del 22», ha detallado Gil. Durante la presentación del Operativo Especial de la feria, el también concejal de Movilidad ha hecho alusión a la huelga de Bilbobus. De hecho, mientras lo hacía, representantes de la empresa y de los trabajadores seguían reunidos para buscar una solución al conflicto laboral.

«Como de costumbre, vamos a pedir a la gente que venga en transporte público», ha explicado Gil. «Pero aquí es donde tenemos una de las primeras incidencias», ha añadido en referencia a los paros en los servicios de autobuses. Tras mencionar la reunión de trabajadores y empresa, ha añadido que «no sabemos si este avance llegará a que Bilbobus no esté en huelga el día 21», aunque se ha mostrado «optimista» al respecto.

En todo caso, y «siendo respetuoso con la negociación colectiva», «en nombre de los ciudadanos de Bilbao», ha pedido «que estos no se vean afectados. Llamo a trabajadores y empresa a que hagan un esfuerzo para que el día 21 los servicios de Bilbobus estén en perfectas condiciones». Gil ha recordado que, si los paros siguen en pie, «tenemos un 30% de servicios mínimos autorizados por el Gobierno».

El concejal de Movilidad y Sostenibilidad ha estado acompañado en la presentación por los ediles Asier Abaunza, de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público; Tomás del Hierro, de Seguridad; y Yolanda Díez, de Salud y Consumo.

La feria rodeará el Arriaga

Abaunza ha anunciado que este año «se suma un nuevo espacio a la Feria«. «Se van a colocar casetas en la zona de la Plaza y trasera del Teatro Arriaga. Este espacio se suma al ya consolidado del Arenal, donde estará el mayor número de puestos de Santo Tomás». Por ello se cerrará al tráfico rodado el recinto comprendido entre las calles Sendeja, Ribera y Puente del Arenal, con restricciones circulatorias similares a las que se registran durante Aste Nagusia.

188 puestos ocuparán el Arenal y la plaza Nueva acogerá otros 66. El nuevo espacio, el del entorno del Arriaga, contará 48. En total, serán 302 casetas de venta «de hortalizas, quesos, frutas, txakoli, sidra, talo, pan de caserío, miel, animales, plantas, flores y otros productos de nuestros baserritarras».

Abaunza ha detallado también que aumentará el número de contenedores para recoger vidrio y ha animado a utilizarlos. «El año pasado recogimos más de 75 toneladas», ha recordado. Además, ha explicado que el operativo especial de limpieza estará integrado «por unas 120 personas entre los turnos de mañana, tarde y noche del 21 de diciembre, así como la mañana del 22, momento en el que se dará por finalizado el operativo».

Ertzaintza y Policía Municipal

Tomás del Hierro ha recordado que la de Santo Tomás es una jornada en la que no conviene bajar la guardia. «Todo el mundo se acerca al mercado, lo que significa que no van a faltar los amigos de lo ajeno». Tras indicar algunos consejos básicos de seguridad –como no llevar el móvil y la cartera en los bolsillos traseros; llevar los bolsos delante y a la propia vista; y acudir con la documentación mínima, «el DNI y siempre guardado por separado de las llaves de casa»–, el concejal de Seguridad ha explicado que la feria contará con la custodia de un dispositivo policial reforzado, de la Ertzaintza y de la Policía Municipal. «Habrá un importante número de agentes que patrullarán el recinto» y guardarán sus accesos, «tanto uniformados como de paisano».

También se controlará el perímetro del mercado con controles fijos en la Plaza Ernesto Erkoreka, la Plaza Circular con calle Navarra y en la Calle Ribera con el Puente de La Merced, «para velar por la seguridad ciudadana». En la zona de los Tinglados habrá una inspección policial en la que se podrán interponer denuncias.

En la misma zona estará situado el dispositivo sanitario, «compuesto por una decena de personas». Contará con un «puesto de mando avanzado que será el centro de mando y coordinará a enfermeros, ambulancias y traslados en caso necesario». Además, habrá un puesto de asistencia sanitaria y tres ambulancias, «dos de Cruz roja y una del Samur». El concejal ha recordado que el año pasado «se atendieron a 22 personas en el puesto de asistencia sanitaria, de las que 5 tuvieron que ser trasladadas al Hospital de Basurto».

Por último, Tomás del Hierro ha hecho referencia a las agresiones machistas: «No es no. En Santo Tomás y siempre». El edil ha animado a quienes acudan al mercado a denunciar al momento cualquier situación de este tipo que presencien.

«Si bebes no conduzcas»

Por otra parte, el área de Salud y Consumo «pondrá a disposición del mercado de Santo Tomás un equipo de técnicos e inspectores que recorrerán los distintos puntos de exposición y venta de alimentos para garantizar el cumplimiento de la normativa vigente y asegurar la salud del público asistente», según ha explicado la edil Yolanda Díez.

La concejala ha recomendado «adoptar actitudes de consumo responsables, como adquirir lo estrictamente necesario, escalonar las compras, exigir que el etiquetado sea claro o consumir productos de 'comercio justo'. Díez ha desaconsejado «evitar la compra en puestos o establecimientos que carezcan de la debida autorización administrativa para vender alimentos o bebidas y seguir acudiendo a los establecimientos de confianza».

Los cuatro responsables municipales han llamado al consumo moderado de alcohol o «a su no consumo si se va a conducir», como ha subrayado Alfonso Gil. «Si se ha bebido, no se conduce», han repetido los cuatro en un mensaje que Del Hierro ha reforzado desde el enfoque correspondiente a su área: «Si bebes no conduzcas, porque habrá controles de alcoholemia», ha advertido.

Más información