Aparece el cadáver de un peregrino de 54 años que se perdió el viernes en Navarra

El hombre, vecino de Salamanca, cayó por un barranco mientras tratata de encontrar el camino. Con él iba otra peregrina, una extranjera de 26 años que fue hallada con síntomas de hipotermia

ELCORREO.COM

El cadáver de un peregrino de 54 años ha sido encontrado en una zona de difícil acceso de Roncesvalles. El hombre, vecino de Salamanca, desapareció el viernes junto a otra mujer que hacía el Camino de Santiago, una extranjera de 26 años.

Su cuerpo fue encontrado el sábado a las 17.46 horas. A ella la habían localizado los bomberos, horas antes, a las 14.30, y fue trasladada al hospital con síntomas de hipotermia severa.

El viernes a última hora de la tarde se recibió una llamada en el teléfono 112 de SOS Navarra en la que una mujer que se expresaba en inglés y que dijo ser de nacionalidad china informaba de que se había extraviado junto con un hombre de 54 años mientras ambos completaban el tramo del Camino entre Valcarlos y Roncesvalles por el trayecto tradicional.

El dispositivo de búsqueda se activó el mismo viernes por la noche, en unas condiciones meteorológicas adversas debido a la intensa lluvia, la densa niebla y la baja temperatura, señaló el Ejecutivo navarro. Pero los rastreos no dieron resultado a pesar de que se mantenía el contacto telefónico con la peregrina.

Teléfono sin batería

El sábado prosiguió la búsqueda por el tramo que recorrían los dos peregrinos extraviados. El sendero discurre en parte por una carretera pero de vez en cuando se adentra en el bosque. Y fue en uno de estos caminos entre árboles, al adentrarse en un barranco, cuando el salmantino y la mujer se desorientaron y se les hizo de noche.

Al parecer, el hombre habría optado por intentar regresar para buscar el camino y falleció al despeñarse, ha indicado el Gobierno foral. La batería del teléfono de la peregrina se agotó a las 10.30 horas del sábado pero fue localizada a mediodía, agotada y con síntomas de hipotermia severa. Mientras le hacían un primer reconocimiento la mujer aseguró que había visto el cuerpo de su acompañante y que, aparentemente, estaba muerto.

La chica indicó al equipo de rescate dónde había visto al peregrino pero no guió la búsqueda debido al mal estado en que se encontraba. Siguiendo las indicaciones de la mujer, un bombero que participaba voluntariamente en el rescate con un perro localizó el cuerpo del hombre cuando ya había anochecido. El cadáver se encontraba en un punto del barranco de muy difícil acceso, por lo que fue necesario utilizar material de escalada y la operación se prolongó.