Cae una banda especializada en dar soporte logístico para el tráfico de hachís

Un agente, durante el registro. /
Un agente, durante el registro.

Contaban con una infraestructura capaz de fabricar, reparar y acondicionar cualquier tipo de embarcación requerida por narcotraficantes para introducir estupefaciente a través de la costa española

COLPISAmadrid

La Policía Nacional ha desarticulado una organización especializada en dar soporte logístico a traficantes de hachís. Durante la operación han sido arrestadas en Málaga nueve personas que contaban con una infraestructura capaz de fabricar, reparar y acondicionar cualquier tipo de embarcación requerida por otros grupos organizados para introducir estupefaciente a través de la costa española. En total, los agentes se han incautado de nueve embarcaciones completas, tres cascos de lanchas semirrígidas, cuatro motores, tres camiones y cinco remolques para trasladar los barcos y más de 10 armas de fuego.

La organización desarticulada desarrollaba una actividad crucial para el tráfico de drogas desde Marruecos a España. Los integrantes del grupo desarticulado contactaban en primer lugar con los vendedores de la droga en Marruecos, para posteriormente cerrar la operación con los lancheros que realizarían el transporte. Paralelamente se ocupaban de adquirir el combustible y acondicionar las embarcaciones rápidas con todo lo necesario. El día elegido, transportaban la lancha preparada con los motores hasta el mar y luego, cuando la droga era alijada en tierra de vuelta, volvían a recuperar la lancha para volver a usarla en futuros transportes.

El líder de la organización desarticulada disponía de distintos recintos y se encargaba de adquirir embarcaciones que luego perfeccionaba para la recogida del hachís y su transporte hasta la Península. Asimismo, utilizaba una parcela cercana al mar, en el municipio de Almayate (Málaga), para botar las lanchas. Además, para mover las lanchas entre sus naves o parcelas, el líder se valía de diferentes camiones que alojaba en un desguace de su propiedad. Como medida de seguridad, el líder cambiaba periódicamente las matrículas de los camiones y utilizaba diferentes documentaciones para tratar de dificultar las investigaciones.