Cuatro muertos y dos heridos en el accidente de un Airbus militar en Sevilla

El Airbus A-400M siniestrado en Sevilla./
El Airbus A-400M siniestrado en Sevilla.

El aparato, un A-400M en pruebas, se estrelló nada más despegar cerca del aeropuerto de San Pablo

CECILIA CUERDOsevilla

Un avión de pruebas militar Airbus A-400M se ha estrellado a las 13.00 horas de este sábado minutos después de despegar a una milla al norte del aeropuerto de Sevilla con seis personas a bordo. Según han confirmado fuentes de la Junta de Andalucía, cuatro de los ocupantes han perdido la vida en el impacto, mientras otros dos han resultado heridos de gravedad, uno de ellos con quemaduras y otro con politraumatismos. Ambos han sido evacuados en helicóptero y en UVI móvil a los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío.

más información

El el avión viajaban un piloto, un copiloto, tres ingenieros y un mecánico, éste último identificado como uno de los supervivientes, según ha confirmado el consejero de Justicia de la administración autonómica, Emilio de Llera.

Según ha explicado la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, los primeros en llegar al lugar del accidente fueron tres ciudadanos que ayudaron a la tripulación a salir del avión antes de la llegada de los servicios sanitarios. El alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido, ha precisado que dos de los tres auxiliadores eran trabajadores del campo y uno de ellos sufrió quemaduras en la mano. Según han explicado, los hombres vieron a dos de los pasajeros intentando salir por las ventanillas de la aeronave, uno de ellos semiinconsciente y otro con quemaduras.

Hasta el lugar se ha desplazado una comisión de investigación de accidentes aéreos del Ministerio de Fomento, así como la titular de la cartera, la ministra Ana Pastor. Hasta Sevilla ha viajado igualmente el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se encontraba en La Laguna, Tenerife, para un acto de campaña electoral. Rajoy ha confirmado que los ocupantes del avión son españoles y trabajadores de la empresa Airbus Military y no miembros del Ejército.

El jefe del Ejecutivo, que ha dado su pésame a los familiares, ha explicado que desconce los detalles técnicos del siniestro y ha exigido a Airbus "la máxima trasparencia". Asimismo, ha anunciado la suspensión de los actos de campaña durante esta jornada, decisión que ha tomado de manera conjunta con el líder del PSOE, Pedro Sánchez. La práctica totalidad de partidos han decidido igualmente suspender los actos previstos.

Posible fallo del aparato

A falta de la confirmación oficial sobre los detalles técnicos, los controladores aéreos han señalado que el aparato habría informado nada más despegar de un fallo, al parecer en el tren de aterrizaje y en los 'flaps'.

La compañía Airbus, fabricante del aparato, ha confirmado que el aparato siniestrado es un A-400M con número de serie MSN23 y cuyo cliente final era Turquía. El aparato, el tercero que se fabrica para dicho país, estaba realizando su primer vuelo de prueba y su entrega estaba prevista para el próximo mes de junio.

Conocidos como 'Grizzly', los A-400M forman parte de un programa internacional en el que participan siete países y que tiene como objetivo fabricar 170 unidades de este avión de transporte militar para sustituir a las envejecidas flotas europeas de aviones Hércules y Transall.

Como parte de dicho programa, Airbus tiene ubicada en Sevilla la planta de ensamblaje final de dichos aparatos, que son probados en el aeropuerto de San Pablo antes de ser entregados al destinatario final. Sin embargo, el programa está sufriendo serios retrasos y complicaciones y, el pasado mes de marzo, la compañía se vió obligada a admitir fallos "industriales" y "técnicos" en el modelo A-400M tras las quejas del Ministerio de Defensa alemán. En ese momento, Airbus defendió el trabajo realizado en la planta española y achacó las complicaciones al hecho de que cada pieza llega "sin montar" desde diferentes partes de Europa.