El Correo
Es importante que la madre asuma la importancia de la lactancia materna.
Es importante que la madre asuma la importancia de la lactancia materna. / EFE

Decálogo de salud ginecológica

  • ginecología y obstetricia

  • Con el objetivo de establecer unas líneas básicas sobre la salud en las tres etapas representativas de la vida de la mujer, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia ha elaborado un documento de consejos dirigidos a ellas

Dicen los expertos que aún hoy en día las mujeres españolas siguen sin tener conciencia de la importancia de la salud ginecológica. De hecho, y según el profesor Troyano Luque, vicepresidente tesorero de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), «no existe una conciencia generalizada sobre la conveniencia de realizarse revisiones ginecológicas. El 84% de las mujeres de nuestro país solo se somete a alguna revisión ginecológica, el 76% solo se hace citologías y alrededor del 26% no se revisa habitualmente o nunca se ha sometido a una revisión».

Con el objetivo de mejorar este horizonte y dar unas líneas básicas sobre la salud ginecológica en las tres etapas representativas de la vida de la mujer (infancia-adolescencia, reproductiva y menopausia), la SEGO, en colaboración con el grupo farmacéutico Bial, ha elaborado el Decálogo de la Mujer Saludable.

«Entre el 12 y el 20% de las mujeres padecerá alguna enfermedad de transmisión sexual a lo largo de su vida. Las más frecuentes son la clhamydia y el HPV y como patologías emergentes la sífilis y la gonorrea, disminuyendo aunque no significativamente, la tendencia al VIH y al herpes tipo II», explica el experto de la SEGO. Pero llevando un estilo de vida saludable se pueden prevenir ciertas enfermedades ginecológicas.

Decálogo de la Mujer Saludable

1. Mantener una dieta equilibrada durante la infancia, y acceder a un aporte vitamínico y de minerales bajo control pediátrico. Hay que recordar que el calcio se atesora en la juventud y se gasta en la menopausia.

2. Hacer ejercicio habitualmente, evitando el sobrepeso.

3. Informarse de las opciones médicas y planes preventivos de las enfermedades ginecológicas.

4. Informarse de los métodos anticonceptivos y de cuál es el más adecuado para cada una.

5. Hacerse revisiones ginecológicas periódicas cada dos años.

6. Evitar las enfermedades de transmisión sexual.

7. Antes de planear un inminente embarazo, acudir a una revisión preconcepcional y luego controlar la gestión adecuadamente.

8. Comer equilibradamente durante la vida reproductiva y menopáusica: hacer comidas hipograsas saturadas, hipocarbonadas de azúcares refinados (pasteles por ejemplo), rica en verduras y pescados, preferentemente azul y carnes blancas.

9. Evitar hábitos, tóxicos y medicamentos inadecuados o que provoquen dudas sobre la integridad fetal en el primer trimestre de la gestación. Consultar siempre con el ginecólogo.

10. Asumir la importancia de la lactancia materna y de sus beneficios para la madre y para el hijo.