El Correo
La fisioterapia respiratoria en casa reduce costes sanitarios

La fisioterapia respiratoria en casa reduce costes sanitarios

  • neumología

  • Reduce los desplazamientos al hospital de los pacientes crónicos y previene las agudizaciones disminuyendo las visitas a urgencias

Cuando se prescribe una terapia respiratoria domiciliaria, principalmente oxigenoterapia o presión positiva continua en la vía aérea, es porque el paciente tiene mermada su capacidad respiratoria y tiene poca capacidad de movilidad. Aquejados de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), apneas del sueño, fibrosis pulmonar o enfermedades neuromusculares, en España hay unas 600.000 personas en esta situación, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Para que reciban un buen tratamiento, además de proveer los equipos, hace falta una atención domiciliaria que vaya más allá del buen uso y mantenimiento de los aparatos y la adherencia al tratamiento. Se requiere el seguimiento regular que proporciona la fisioterapia respiratoria, una especialidad de la fisioterapia encargada del tratamiento, prevención y estabilización de las diferentes enfermedades del aparato respiratorio.

“La fisioterapia respiratoria se convierte ayuda valiosa desde diversas perspectivas por lo que es importante incorporar a estos profesionales en los equipos multidisciplinares que atienden a los pacientes tanto desde el punto de vista de la atención sanitaria como desde el punto de vista económico”, afirma el doctor Eusebi Chiner, neumólogo y coordinador del Año Separ 2014-2015 del paciente Crónico y las TRD. “Mantener controlados y estables a los pacientes es, en definitiva, coste efectivo, pues reduce los desplazamientos al hospital y previene las agudizaciones disminuyendo las visitas a urgencias”. Un ahorro a largo plazo.

Mejora de los síntomas

Al trabajar específicamente en mejorar la ventilación regional pulmonar, el intercambio de gases, la función de los músculos respiratorios, la disnea, la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida relacionada con la salud, los fisioterapeutas complementan la labor de los especialistas. “El objetivo de la fisioterapia respiratoria es conseguir una mejoría de los síntomas y enlentecer la progresión de la enfermedad, consiguiendo la máxima capacidad física, mental, social y laboral de cada paciente”, mantiene Mireia Pérez, fisioterapeuta de Oximesa. Así, los fisioterapeutas que se incorporan a un equipo de multidisciplinar de atención y realizan más de una decena de funciones, como proporcionar atención domiciliaria y personalizada, resolver posibles complicaciones y dudas, identificar y valorar las limitaciones del paciente y su entorno para un correcto uso de la terapia, control y registro de los datos de cumplimiento y adhesión al tratamiento, educar y fomentar conductas en el paciente para mejorar su calidad de vida y la de sus cuidadores, ofrecer la formación necesaria para un uso correcto y seguro de los equipos y dar apoyo emocional.