Iberoamérica tendrá su programa Erasmus

Rebeca Grynspan/
Rebeca Grynspan

El proyecto, dado a conocer en el III Encuentro de Rectores Universia, prevé unas becas de entre 2.200 y 3.000 para los 125.000 beneficiarios previstos para dentro de cinco años

JAVIER VARELAMadrid

¿Becas similares a Erasmus en Iberoamérica? Esta es una de las principales propuestas desveladas en el III Encuentro de Rectores Universia de Rio de Janeiro 2014, que se desarrolla desde este lunes en la ciudad brasileña. La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, fue la encargada de exponer el primer proyecto de una plataforma de movilidad para estudiantes en Iberoamérica a través de becas. «El objetivo es conseguir 25.000 becas de este tipo en el curso 2015-2016 para que se conviertan en cinco años en 125.000», desveló Grynspan. Un proyecto que deberá ser aceptado en una primera fase por todos los ministros de Educación de Iberoamérica en la reunión que tendrá lugar a finales de agosto para, en una segunda fase, presentarlo ante los presidentes en la Cumbre Iberoamericana que se celebra en diciembre en Veracruz (México). «Primero tiene que ser aprobada por, al menos, siete de los ministros de educación de los países Latinoamericanos (incluidos España y Portugal) para que el siguiente paso se dé en la Cumbre Iberoamericana de Veracruz», aclaró Rebeca Grynspan.

El proyecto, aunque parte con la misma filosofía de las becas Erasmus, no puede ser similar porque las instituciones y gobiernos de Iberoamérica no están igual de organizados que en Europa. «La identidad comunitaria en Europa se ha afianzado gracias, en parte, a la movilidad de los estudiantes por los países a través del programa de becas Erasmus », reconoció Grynspan. «Es necesario algo similar en Iberoamérica para abrir la igualdad de oportunidades a todos los estudiantes».

Y es que en Latinoamérica, según desveló la secretaria general de Iberoamérica, dos tercios de los estudiantes son la primera generación de universitarios de la familia, debido a que «en los años 90 se daba más importancia a la financiación de la enseñanza básica».

Aunque todavía es un proyecto, sí se sabe que el coste de cada una de las becas de movilidad ascendería a entre 2.200 y 3.000 euros (3.000 y 4.000 dólares) por alumno. Según las primeras propuestas del proyecto, «a las becas se accedería dependiendo de la media en las calificaciones del alumno», por lo que sólo tendrían acceso a las mismas los estudiantes mas brillantes.

En un principio, y a diferencia de las becas Erasmus, en Iberoamérica no serían de un curso completo, «sino de trimestres, cuatrimestres o semestres, dependiendo del ciclo de la la universidad», aclaró Grynspan. Asimismo, reconoció que es un proyecto y que tiene que seguir creciendo: «Si podemos hacer una alianza con el programa Erasmus sería muy bueno. Si no somos ambiciosos en el proyecto, es complicado avanzar», concluyó Grynspan.