Premio de la Fundación BBVA a los editores del ADN

El investigador español Francisco Martínez Mojica./
El investigador español Francisco Martínez Mojica.

Concede a Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Francisco Martínez Mojica su galardón Fronteras del Conocimiento en Biomedicina por la «simplicidad y versatilidad» de sus técnicas

DANIEL CABORNEROMADRID

La Fundación BBVA concedió este martes su premio Fronteras del Conocimiento, en su categoría de Biomedicina, a los investigadores Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Francisco Martínez Mojica por impulsar «la revolución biológica creada por las técnicas de la proteína CRISPR/Cas 9», así como por sendas experiencias directas en el campo de la genética.

Más información

El debate bioético y el tratamiento contra el cáncer han centrado las preguntas de los periodistas. "Quiero asegurarme de que las aplicaciones futuras de esta tecnología tengan en cuenta las necesidades sociales. Me dediqué a esta investigación cuando vi que el CRISPR/Cas 9 podía introducir segmentaciones en nuestra labor con el ARN", ha comentado Doudna.

"En el caso de la anemia o enfermedades oftalmológicas, será más fácil llevar las moléculas a esa misma zona afectada para que actúe sobre el tejido. Esto se va a regular en pacientes adultos, pues la preocupación estará en embriones para respetar de forma ética la vida humana. Y respecto al cáncer, se podrían reorientar las células inmunológicas para combatir la enfermedad; esa es precisamente el área de investigación que más nos atañe. Quizá lo mejor no sea curar el cáncer, sino ayudar al sistema inmunológico del propio paciente a superarlo", ha añadido Doudna.

Esta farmacóloga molecular nacida en Washington D.C. (EE UU), junto a la microbióloga francesa Charpentier y al fisiólogo bacteriano Martínez Mojica (nacido en Elche, Alicante), ha sucedido en el palmarés a los neurocientíficos Edward Boyden, Karl Deisseroth y Gero Miesenböck, quienes habían sido galardonado en 2016 durante la octava edición «por desarrollar la optogenética». Así lo ha anunciado de entre las 86 candidaturas Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA, junto a un jurado compuesto por Angelika Schnieke, Óscar Marín, Dario Alessi, Lélia Delamarre, Robin Lovell-Badge, Ursula Ravens, Ali Shilatifard y Bruce Whitelaw.

"No perseguíamos un objetivo concreto más que conocer y ni me imaginaba estas aplicaciones genéticas. Así que mis expectativas son las que puede tener todo el mundo. Estamos convencidos de que esta tecnología será extremadamente útil para conocer mejor las causas de muchas enfermedades. En cuanto a la repercusión de estos premios, lo que puedo decir es que todo ha sido algo inesperado; es curioso cómo en España, en el último año, se ha pasado de una ignorancia casi absoluta a que todo el mundo hable de ciencia. Aunque lo sorprendente es que no se hable más de ciencia en este país", ha señalado Mojica.

Charpentier, por su parte, ha otorgado otra perspectiva más concreta a los debates bioéticos frente a los periodistas congregados en la sede de la Fundación. "Nuestra labor ayudará a entender mejor los campos terapéuticos. Ayudará a la inmunoterapia para el tratamiento del cáncer, así como a desarrollar tecnologías para combatir patologías genéticas humanas. Yo sí me fiaría de la comunidad científica, ya que creo que esta tecnología se desarrollará con buenos fines", ha aseverado finalmente.