El autobús contra la transexualidad volverá a la carretera con otro mensaje «muy llamativo»

El autobús de 'Hazte Oir'./
El autobús de 'Hazte Oir'.

La plataforma ultracatólica, que lamenta que «la Inquisición gay haya impuesto su dictadura», anuncia que fletará otro autocar con el objetivo de recorrer España

BRUNO VERGARA

'Hazte Oir' no se rinde. La organización ultracatólica volverá a la carga este viernes con su polémico autobús, pero esta vez cambiando el mensaje. Y no solo con un vehículo, sino que lo hará con dos, con el objetivo de recorrer España. Según ha anunciado el presidente de esta plataforma, Ignacio Arsuaga, el autocar circulará mañana con otros lemas «muy llamativos» contra la ideología de género.

El autobús está inmovilizado desde el martes, un hecho que ha lamentado Arsuaga, quien afirma que «la Inquisición gay ha impuesto su dictadura».

El juez de primera instancia número 42 de Madrid ha prohibido circular el autobús de la plataforma utracatólica por considerar que sus eslóganes denigran a los menores transexuales, si bien el máximo responsable de 'Hazte Oír' ha mostrado su satisfacción porque haya descartado el delito de incitación al odio.

En el nuevo vinilo rotularán otros lemas que aún están decidiendo para que, a partir de mañana, el autobús, en el que han invertido «bastantes miles de euros», pueda volver a estar circulando. Además, se unirá otro vehículo una vez se resuelva el recurso que piensa interponer contra el auto del juez.

Atentado contra su «libertad de expresión»

Asimismo, la asociación presentará una querella por injurias y calumnias contra todo aquel que estos días ha atentado contra su «libertad de expresión», entre ellos el ayuntamiento de Madrid, que «secuestró» su vehículo hace dos días sin que un juez lo hubiera ordenado. Junto a todo ello, 'Hazte Oír' emprenderá una «campaña masiva» de recogida de firmas y planean convocar una manifestación en defensa de la libertad de expresión. «Decir hoy en España que 1+1=2 está prohibido», ha criticado Arsuaga para insistir en que afirmar que «los niños tienen pene» es solo un «hecho de la biología» y eso es lo que quiere que «aprendan» sus hijos.