Un físico británico tomará las riendas de la Fuente de Espalación Europea en Suecia

John Womersley ./
John Womersley .

John Womersley, que sustituirá a Jim Yeck, dirige en estos momentos el Consejo de Instalaciones Científicas y Tecnológicas del Reino Unido

KOLDO DOMÍNGUEZ

Es uno de los mejores físicos experimentales del mundo y en estos momentos dirige el Consejo de Instalaciones Científicas y Tecnológicas (Science and Technology Facilities Council-STFC) del Reino Unido, el organismo público que financia la mayor parte de las actividades en física y astronomía en el sistema británico. Esa dilatada experiencia en la gestión y su fulgurante carrera profesional le han valido a John Womersley para ser elegido nuevo director general de ESS Lund, la gran Fuente de Espalación Europea que en estos momentos se construye en esa ciudad al sur de Suecia.

Womersley tomará posesión de su cargo el próximo 1 de noviembre en sustitución de Jim Yeck, el hasta ahora máximo responsable de uno de los proyectos científicos más relevantes del Viejo Continente. «John (Womersley) tiene una gran experiencia como científico y es un líder de las grandes organizaciones de infraestructuras de investigación», aseguró el presidente del Consejo de ESS Lund, Lars Börjesson, durante el anuncio del relevo. «Todos los países miembros estamos convencidos de que se trata de una gran oportunidad y que continuará con el excelente trabajo de Jim Yeck», añadió. Tras unirse al proyecto en 2013, Yeck anunció el pasado mes de enero su intención de renunciar a su puesto para regresar a los Estados Unidos.

Formado en Cambridge and Oxford tiene un doctorado en Física Experimental, el profesor Womersley ha jugado en las últimas décadas un papel destacado en la física de partículas, tanto en Europa como en Estados Unidos. Trabajó en el Fermilab antes de convertirse en un asesor científico del Departamento de Energía en EE UU. Posteriormente siguió su carrera en el CERN y en el Departamento de Física de Partículas en el Laboratorio Rutherford Appleton STFC. También ha presidido el ESFRI, foro Europeo en el que se deciden las infraestructuras pan-europeas de investigación estratégicas. «Estoy emocionado. ESS Lund es uno de los mayores y más visibles proyectos de investigación de Europa. Los científicos, las instituciones asociadas y países de toda Europa se han unido para crear la que será la fuente de neutrones más importante del mundo», confesó Womersley durante su presentación.

El proceso de traspaso de poderes llega en un momento clave en la construcción de ESS Lund. Las instalaciones ya están construidas en un 20% y la sociedad cuenta ya con 400 empleados, en su mayoría científicos de primer nivel encargados de diseñar el instrumental que se usará en los experimentos. Más de 40 instituciones de 15 países están participando en la construcción, entre ellos ESS Bilbao, el centro de tecnologías neutrónicas con sede en Zamudio que se encarga de canalizar la aportación del Reino de España al proyecto, cuantificada en 178 millones de euros.

Las estimaciones aportadas por los responsables apuntan a que la fuente de espalación estará construida a finales de esta década. Pero hasta 2015 permanecerá en «fase de inicio de operaciones», es decir, un «periodo de rodaje» en el que todos sus instrumentos y laboratorios se irán probando y ajustando para, poco a poco, aumentar la potencia de la fuente hasta llegar a su pleno rendimiento, allá por 2025. A partir de entonces la comunidad internacional tendrá a su disposición la más potente instalación de investigación con neutrones del mundo. Los especialistas tendrán la «capacidad sin precedentes» de sondear la materia con neutrones en la escala atómica y molecular. Se espera que los experimentos que se lleven a cabo ayuden en el desarrollo de nuevos fármacos, formas energía y materiales.