Un patio de butacas a punto de reventar

Rosaura López, José Miguel Vergara, Matxalen Hormaza, Araceli Pascual, Txus Casado y Juan María Alegría./
Rosaura López, José Miguel Vergara, Matxalen Hormaza, Araceli Pascual, Txus Casado y Juan María Alegría.

Organizado por AMAK (Asociación Musical Alfredo Kraus), el Arriga acoge el XV concierto lírico homenaje al tenor canario

TXEMA SORIA

Los responsables de la Asociación Musical Alfredo Kraus de Bilbao (AMAK), que desde hace quince años homenajea al gran tenor canario, cambiaron la sede del concierto de esta edición. La cita musical pasó del Euskalduna al Arriaga, que se encontraba completamente lleno. La recaudación de la taquilla será destinada al Centro Ocupacional y Especial de Empleo Rafaela María, con sede en Zorroza, y cuya actividad está volcada a la integración social y laboral de los discapacitados psíquicos. En el transcurso del evento, los responsables del Orfeón Donostiarra, dirigido por Jose Antonio Sáenz Alfaro, que llevan trece años colaborando en este concierto, reconocieron públicamente el trabajo que desarrolla AMAK.

En el concierto de ayer, que duró casi tres horas, colaboró la BOS (Bilbao Orkestra Sinfonika), bajo la batuta del joven director asturiano Óliver Díaz, y la coordinación musical de Itziar Barredo, y 23 voces de jóvenes cantantes: Xabier Anduaga, Beñat Egiarte, Andeka Gorrotxategi, Alberto Núñez, José Luis Sola, Javier Tome, Elena Barbé, Irantzu Bartolomé, Naroa Intxausti, María Ogueta, Nuria Orbea, Helena Orcoyen, Ana Otxoa, Marta Ubieta, Itziar de Unda, Miren Urbieta Vega, Maite Maruri, Marife Nogales, Inés Olabarría, José Manuel Díaz, Fernando Latorre, Chris Robertson y Mikel Zabala. Interpretaron dúos, tercetos, cuarteto y sextetos de obras de Verdi, Puccini, Donizzetti, Wagner, Mozart, Guridi, Sorozábal, Barbieri y Bernstein. Al homenaje acudieron Txus Casado, presidente de AMAK, Araceli Pascual, José Miguel Vergara, Matxalen Hormaza, Juan María Alegría, Rosaura López, Juan Aspicueta, Ana Casado, Eduardo Barandiarán, Carmen Bosquet, Paula Barandiarán, Marisol García Abadía, recién llegada a Bilbao tras unos días de asueto, Benito Ramonde, José Antonio, Macu, Paz y Begoña Solano. Asimismo, asistieron al acto Nekane Alonso, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Bilbao; José Ignacio Malaina, director gerente del Arriaga; Miren García Bernaola, Olga Seco, María Aguirre, Isabel Gardeazabal, Ignacio Lecanda Rochelt, Ana Deusto, Salvador Landa, Marichu García, Manuel Torre Lledó, director de la coral de Cámara Areetxo, Gloria Alonso, Carmen Artajo, Fernando Gutiérrez, Julen Ballesteros, María Jesús Cava, Antonio Ligero, que tuvo una gran amistad con Kraus, José Luis del Olmo, Marian Barrón, Pilar Gamboa, Natividad Cuevas y Gabriel Salaverry. Y no faltaron tampoco a la cita musical Elena Martínez Sapiña, José Ignacio Pedrosa, Cristina Martínez, Sol Aguirre, Yolanda Uribe, Valentín Achótegui, Pepa Sáenz de Buruaga, Carlos Fuentenebro, decano del Colegio de Abogados de Bizkaia, Eugenio Behal, Sara Odriozola, Amaia Damborenea, María Caño, Pedro Luis Uriarte, Juan Goiria, presidente de la Academia de Ciencias Médicas, Iñaki Jáuregui, Javier Corcuera, Isabel Rubio, José María Gomecha, Fidel Oleaga, Begoña Otazua, Javier Ochandiano, Rafael Greño y Maite Pérez.