«¡No estamos todas, faltan las muertas!»

Las calles de Madrid han acogido hoy la marcha estatal contra la violencia machista./
Las calles de Madrid han acogido hoy la marcha estatal contra la violencia machista.

Miles de personas exigen en Madrid que "el terrorismo machista" sea considerado una "cuestión de Estado"

COLPISAMADRID

Miles de personas han marchado en Madrid en la primera gran manifestación estatal contra las Violencias Machistas, una iniciativa en la que han participado 380 organizaciones feministas territoriales y 70 estatales y a la que se han sumado representantes de los principales partidos políticos, sindicatos y ONG de todo el país.

Con gritos de "¡No estamos todas, faltan las muertas!", "La lucha será feminista o no será" y "Tiene género la violencia", una marea de mujeres y hombres vestidos de morado ha exigido que la lucha contra la violencia de género sea "una cuestión de Estado". Una lacra que este año ya se cobró la vida de 41 mujeres. Apuñaladas, golpeadas o incluso quemadas, cada una de ellas fue portada de toda la prensa en una España especialmente sensibilizada por este fenómeno social.

A la marcha se han sumado los principales sindicatos y todos los partidos políticos. En plena precampaña electoral para las elecciones del 20 de diciembre, algunos han estado representados por sus secretarios generales, como Pablo Iglesias, líder de Podemos o el socialista Pedro Sánchez.

"El PSOE fue quien puso en pie la ley contra la violencia de género y a partir del 20 de diciembre seremos los que lideraremos un pacto de estado, ciudadano, institucional y político, un pacto de vida", ha asegurado el líder del PSOE. Por su parte, Iglesias ha dicho que quienes recortan y redactan leyes del aborto "que nos llevan 30 años atrás" están en el "bando contra las mujeres" mientras que en la movilización de hoy, ha recordado Iglesias, se hallan quienes se encuentran "al lado de las mujeres en nuestro país".

El pistoletazo de salida lo ha dado frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el madrileño Paseo del Prado Ángela Gónzalez, cuya hija fue asesinada por su exmarido maltratador durante un régimen de visitas impuesto en un caso que valió a España la primera condena del Comité de Naciones Unidas para los derechos de la Mujer (CEDAW).

Justo antes, se había desplegado una performance titulada Women in Black, que denuncia los devastadores efectos de las violencias machistas sobre las mujeres y la invisibilidad de sus víctimas leyendo cada uno de sus nombres. No es la única acción, en la Plaza de Cibeles, la Asociación Generando Arte ha recogido flores y lazos negros de los asistentes para rodear la estatua de la diosa.