Maroto se casará en su despacho solo ante familiares y amigos cercanos

Javier Maroto, este jueves, en el Ayuntamiento de Vitoria.. /
Javier Maroto, este jueves, en el Ayuntamiento de Vitoria..

El político del PP renuncia a hacerlo en el salón de ceremonias del Ayuntamiento de Vitoria dada la elevada expectación y número de invitados, imposibles de alojar en esa estancia

IERA AGOTE

El concejal de Vitoria, ex alcalde y vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha tenido que hacer cambios en el guión de su boda para evitar que la dimensión tanto política como social que ha ido adquiriendo no termine por convertirla en un día a olvidar para él y su pareja, Josema Rodríguez. Maroto ha anunciado esta mañana que se casará en la Casa Consistorial de Vitoria, como prometió, pero que no lo hará en el salón de ceremonias ante sus invitados, sino ante unos pocos allegados (familiares y amigos más cercanos) en su propio despacho del Ayuntamiento, del que es edil.

más info

"Me gustaría haberlo celebrado con todos en el Ayuntamiento, pero no va a ser posible", ha dicho. "Mi intención es que siga siendo un acto privado e íntimo", así que el exalcalde anunció que lo hará en su despacho "ante unos pocos allegados y amigos más cercanos". De ello se desprende que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; y el resto de integrantes de la cúpula del PP invitados al enlace no acudirán a la plaza de España de Vitoria mañana por la tarde, sino que esperarán a la pareja en el lugar de celebración, que según se ha trasladado hasta ahora es el restaurante El Caserón, en el Alto de Armentia.

"Cumplo mi palabra de casarme en el Ayuntamiento, pero no lo haré en el salón de ceremonias", que a todas luces era pequeño para acoger a los cerca de 250 invitados confirmados (entre ellos el presidente del Gobierno), lo que había generado intensos dolores de cabeza a los servicios municipales de seguridad y protocolo. "Lo haré en mi despacho. Pero luego lo celebraré con todos ellos", ha dicho. Además, Maroto explicó que espera que la prensa respete la intimidad del acto y convocó a los medios al lugar de celebración para tomar imágenes y realizar un saludo si se le requiere. Eso será sobre las 21.00 horas. Sobre la hora exacta de la boda, Maroto ha mantenido el mutismo. "Lo haremos a la hora que veamos conveniente", ha dicho, para supuestamente tratar de evitar que las cámaras busquen imágenes de los novios en la plaza de España, en pleno centro de la capital.

"Respaldado" por su partido

En relación con la polémica que su enlace pudiera haber creado en su propio partido, que recurrió ante el TC la ley de Zapatero sobre el matrimonio homosexual, el ex alcalde ha afirmado que se siente "claramente" respaldado por su partido y ha definido su matrimonio como un hecho de "absoluta normalización". Maroto ha defendido que desea que su boda sea un acto "íntimo" que quiere celebrar con compañeros, amigos y familiares en la "estricta intimidad", y cree que el país "está preparado para entender esta cuestión entre quienes contraen matrimonio, acorde a la ley".

"El debate de hace nueve años hoy no es el debate. Los partidos y políticos, la sociedad en la que vivimos y los medios de comunicación analizan las cosas como un hecho de absoluta normalización", ha insistido antes de asegurar que "claramente" se siente respaldado por su partido y compañeros.