"No acaricien ni se saquen fotos con cachorros de león"

Luis Muñoz, fundador junto a su mujer de Chelui4lions./
Luis Muñoz, fundador junto a su mujer de Chelui4lions.

La ong que dio el aviso sobre la muerte de 'Cecil' denuncia la cría clandestina de animales salvajes

JOSÉ MARI REVIRIEGO

El caso de la muerte del león 'Cecil', abatido de mala manera en Zimbabue, ha sacado a la luz las prácticas irregulares que se emplean en los safaris y las lamentables condiciones de algunas reservas. La ong española que dio el aviso de la cacería, Chelui4lions, denuncia la cría clandestina de animales salvajes para su uso posterior en parques y espectáculos diversos. "No acaricien ni se saquen fotos con cachorros de león", reclama Luis Muñoz, fundador junto a su mujer de la asociación, para evitar la proliferación de granjas y los malos tratos a los animales.

¿Cuál es el estado real de las poblaciones de leones en libertad? Un día no tan lejano, a principios del siglo XIX, los leones llegaban hasta el Atlas, en Marruecos.

Se calcula que hace 50 años había unos 500.000 leones en estado salvaje en África. Hoy día, se calcula que no llegan a 25.000. Es decir, nos hemos cargado un 95% de la población en estos años. La caza descontrolada no es la única razón: la pérdida del hábitat por la presión de la población humana, las muertes por los nativos en defensa de sus vidas y de sus animales domésticos, y la desaparición de sus propias presas. En el último informe publicado por la organización UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), su famosa lista roja, considera que los leones en África Occidental y Central están críticamente amenazados, que es el caso mas grave, y en el resto de África de vulnerables. En cada país la situación varía. En Sudáfrica hay unos 8.000 leones en cautividad y menos de 3.000 silvestres. El riesgo para estos últimos es altísimo en parte como consecuencia de la cría en cautividad al necesitar sangre fresca para evitar el deterioro genético por la endogamia y por el aumento del precio de los huesos de león al incrementarse la demanda por las mafias asiáticas para hacer medicinas y afrodisíacos.

¿Se pueden regular los safaris con la conservación de las especies que están en el punto de mira de los cazadores?

En nuestra opinión, los únicos safaris que debían existir son los safaris fotográficos que pueden dejar mucho dinero en el país. Como dicen las asociaciones de safaris fotográficos en Zimbabue, en cinco días los ingresos por las visitas al Parque Hwange para fotografiar a 'Cecil' hubieran igualado lo que se han llevado unos pocos con su muerte. Parte de los ingresos de los safaris de fotos se podían utilizar para la conservación, construyendo barreras para que no entren en los poblados indígenas, y dotar con medios a los rangers para vigilar mejor y evitar la caza furtiva. Los famosos Calls para reducir una población de animales cuando crece demasiado tendrían que estar muy bien regulados, pues muchos de estos animales son migratorios y pasan de un país a otro.

¿Cómo son esas granjas en las que se crían algunos animales que luego son soltados en las reservas africanas de caza?

Las granjas, ciertos centros que se denominan parques de leones y los recintos donde los matan trabajan coordinadamente. Puede existir un mismo dueño de los tres o distintos dueños. Cuando nacen los cachorros y se los quitan a la madre con apenas días, se los llevan a esos centros parques de leones donde solo hay cachorros y jóvenes ejemplares. Ahí es donde aparecen los voluntarios y turistas para cuidar o acariciar y hacerse fotos con ellos. O salir a pasear cuando son un poco mas mayores. Tratan de que estos centros tengan un aspecto de ayuda a la conservación. ¡Pobres leones! Cuando ya se hacen peligrosos para pasear con ellos los llevan a las granjas donde los tienen hacinados y esperan a hacerse adultos. En estos lugares intentan que no estén a la vista de nadie. El día que les toca, los sedan y los llevan a los recintos de caza. Cuando despiertan ya sabes lo que les espera.

¿En qué condiciones se cría por ejemplo un león?

Al ser un animal muy social se cría bien en cautividad. En la vida salvaje pueden vivir entre 15 y 18 años mientras en cautividad entre 25 y 30 años. Un animal nacido en cautividad tiene dificultades para sobrevivir solo; es decir, para poder cazar con éxito. Tienen el instinto de cazar, pero les falta la enseñanza de los padres. Ademas, en el caso de soltarlos hoy en día hay que tener mucho cuidado debido a la genética y posibles enfermedades. Lo mas parecido que pueden vivir como en libertad es hacerlo en grandes recintos de una a más hectáreas, viviendo con compañía, un león y varias leonas, con la posibilidad de acceder a recintos vallados de casi 30 hectáreas y siendo alimentados por seres humanos, pero reduciendo el contacto directo a muy pocas personas. No hay que olvidar que son animales salvajes. Es fundamental el uso de anticonceptivos en las leonas más que esterilizarlas porque les puede afectar físicamente y emocionalmente. Es mejor que críen los que viven en libertad. Ya hay demasiados leones en cautividad.

Ustedes también han detectado granjas de este tipo en Europa, en concreto en Francia, utilizadas para surtir de ejemplares a circos, parques temáticos y pequeños zoos. ¿Cómo funcionan estos criaderos? ¿Son legales?

Este es un proyecto que Chelui4lions esta iniciando, buscando la colaboración de otra ongs europeas y especialmente francesas. Lo que nos ha llamado la atención es que los cachorros que hemos rescatados de parques temático y circos en España, todos provienen de Francia. En el caso de los circos que están operando todo el año moviéndose por el territorio, hemos visto que utilizan un cachorro distinto cada tres meses, porque se les hace grande y ya no pueden hacerse fotos con el animal en brazos de los espectadores. Parece que hay un amplio suministro para satisfacer esa demanda. No sabemos si hay verdaderas granjas o son los circos franceses los que crían a nuestro parecer de una manera descontrolada. Sabemos que la ley francesa y quizás comunitaria prohibe vender y llevar a otros países de la Unión Europea cachorros de menos de tres meses. Pues todos los cachorros que se utilizan para hacerse fotografías tienen menos de tres meses. Por no hablar de los circos, que tienen cachorros para justamente eso. Y de las jaulas donde viven, donde mejor dicho malviven ya adultos. Por eso no hay que acariciar ni hacerse fotos con cachorros de león. Ni en África ni en Europa. Si lo hacen, están fomentando estas prácticas horribles.

Su asociación ha participado en el rescate de dos cachorros de león descubiertos en Terra Mítica. ¿Cómo fue se proceso y dónde están ahora?

Nos enteramos por un correo que recibimos de nuestros contactos en Sudáfrica de que había aparecido una foto en Facebook de cuatro chicos sujetando a un cachorrito de león en sus manos, diciendo que estaba tomada en España. Con la ayuda de los medios sociales se identificaron los edificios que aparecían en la foto y con la confirmación de personas que habían estado en Terra Mítica y los habían visto (dos cachorros), se tuvo ya la certeza para llamar al Seprona de Altea y denunciar el hecho, personándose ese mismo día e incautando a los animales al no tener los papeles en regla. Eso significa abrir un expediente con Aduanas a los dueños por contrabando. Unos pocos días mas tarde los dueños pidieron al Seprona que se llevasen a los cachorros porque ellos no se podían hacer cargo. Se los cedieron a la fundación Raúl Mérida, que los traslada a sus instalaciones en Alicante. Allí llegaron en un pésimo estado por falta de adecuada alimentación y empezamos las gestiones de encontrar una casa permanente en Sudáfrica para los cachorros. Kevin Richarson, conocido como el 'susurrador de leones' y que tiene a su cuidado 25 leones, les ofreció esa casa permanente. A partir de ahí, empezó un trabajo intenso para recuperarlos en un centro en los alrededores de Madrid. En paralelo se hacían las gestiones documentales para legalizarlos, darles un permiso de exportación y conseguir el permiso de importación en Sudáfrica. El traslado culminó con éxito el 30 de octubre del año pasado. Hoy están creciendo en la sabana africana, en Welgedacht, en la tierra posiblemente de sus antepasados, y ya se les nota la melena. Unos de ellos tuvo una operación de cataratas que le habían surgido como consecuencia de la mala alimentación inicial.

Luis Muñoz recomienda el tráiler de la nueva película documental que se acaba de estrenar en Sudáfrica y que está impactando a la sociedad hasta tal punto que la Asociación de Cazadores Profesionales de Sudáfrica habla de tener que revisar las políticas de la caza enlatada.

Mas información en www.cannedlion.org y www.bloodlions.org