Las 10 chuletas más ingeniosas que triunfan en España

Las 10 chuletas más ingeniosas que triunfan en España

Es un recurso fácil y rápido, para conseguir el aprobado de los exámenes, por motivos por los que no se ha podido o tenido tiempo de estudiar

EL CORREO

Las chuletas, que entre los estudiantes, es una nota o papelito que se lleva oculto para consultarlo disimuladamente en los exámenes, a veces, no es una tarea fácil de lograr y cuesta sacarle el máximo partido. Aquí van unas de las técnicas más efectivas para logarlo.

1. El boli Bic. Calificada como una de las técnicas más efectivas para copiar en los exámenes sin ser pillado por el profesor. Para hacerse una nota o recordatorio se necesita el boli transparente y apuntar la información en el papel, a continuación se meterá en el cilindro del boli.

2. El pañuelo de papel. Efectiva y sencilla, otro de los clásicos. Se procederá a escribir la información que te puede regalar el aprobado, en el interior y la parte en blanco boca arriba.

3. La tapa de la calculadora. Es una técnica altamente efectiva, si tienes un examen de física, matemáticas o economía. Aunque, es muy importante ser disimulado y que no se haga mucho ruido con la calculadora cada vez que vaya a consultar la chuleta.

4. El papel y la chincheta. En un trozo de papel se escribe la chuleta para clavarla con una chincheta en la parte de debajo de la mesa.

5. El pinganillo. Una técnica moderna, en la que se recurre a un pequeño pinganillo con alguien de confianza con un teléfono le pueda dictar todas las respuestas al otro.

6. El brick de zumo o agua. Con pegar la chuleta en el producto y que mire hacia el alumno es suficiente para que pase desapercibida por el profesor.

7. La chuleta en el móvil. Puede ser una técnica muy efectiva, ya que dentro del smartphone se pueden llevar guardados resúmenes con lo más importante, o incluso con el temario completo.

8. Chuleta con la plancha. No es una técnica muy utilizada dada su gran preparación, aunque no deja de ser muy efectiva y eficaz. Solo se tienen que coger los apuntes del examen y pasarlos a otra hoja con un folio en blanco debajo. Una vez que se tenga el folio calcado con los apuntes se planchará poniendo un trapo encima, así las marcas brillarán y se leerán con facilidad.

9. La camiseta o la falda. En estos sitios se puede pegar la chuleta con cinta adhesiva sin levantar demasiadas sospechas.

10. El cambiazo. Es una solución radical, apta para los alumnos desesperados. Si el alumno conoce las preguntas del examen con antelación, basta con escribir las respuestas en un folio y esperar a que el profesor se despiste para hacer el cambiazo. Se debe tener cuidado en los folios utilizados, ya que, los que entregue el profesor para el examen pueden ser diferentes al del alumno y así, termine suspendiendo de por vida esa asignatura.