La endogamia de los gorilas de montaña puede salvar a la especie

La endogamia de los gorilas de montaña puede salvar a la especie

La secuenciación de su genoma revela que, al contrario de lo que se creía, la endogamia ha eliminado mutaciones perjudiciales, ayudando a esa especie a sobrevivir

EUROPA PRESSBARCELONA

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto, tras secuenciar el genoma de 30 ejemplares, que la endogamia de los gorilas de montaña puede ayudar a salvar a esta especie en riesgo de extinción porque reduce las variaciones genéticas perjudiciales.

El estudio, publicado en la revista 'Science', ha sido desarrollado por el Instituto de Biología Evolutiva (IBE) -centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Pompeu Fabra (UPF)- y el Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG), han informado en un comunicado conjunto.

Este proyecto, que es pionero en secuenciar todo el genoma de gorilas de montaña, permite ser "un poco más optimista de lo esperado" acerca de la supervivencia de la especie porque concluye que están adaptados genéticamente para sobrevivir en pequeños grupos.

Los investigadores secuenciaron el primer genoma de gorila hace tres años, y posteriormente han secuenciado 30 genomas más, incluido el de Copito de Nieve, lo que les ha permitido compararlos y empezar a entender sus similitudes y diferencias, y el impacto genético de la endogamia.

Aunque existe la preocupación de que el bajo nivel de diversidad genética podía hacer que estos simios fueran más vulnerables a los cambios ambientales y a enfermedades, la endogamia ha sido "genéticamente beneficiosa", concluye el estudio. "Podemos observar la deriva genética y el proceso por el cual los genomas crean mecanismos para erradicar mutaciones deletéreas debido a su pequeño tamaño de población", ha afirmado el coprimer autor del estudio e investigador del IBE Javier Prado-Martínez.

Los investigadores han comparado los genomas enteros de siete gorilas de montaña con los de simios de tierras bajas del este -sus vecinos más cercanos-, y han observado que en los primeros hay menos variantes nocivas que pueden causar graves problemas de salud.

Esta información es valiosa porque permite conocer "cómo los simios y, por tanto, los seres humanos se adaptan genéticamente para vivir en poblaciones pequeñas", ha apuntado el investigador de la Universidad de Cambridge Aylwyn Scally. Los análisis también sugieren que los gorilas han hecho frente a los pequeños tamaños de población durante "miles de años", cuando la población media ha sido de unos pocos cientos de ejemplares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos