El Correo

¿Por qué las mujeres viven más que los hombres? Genes y algo más

gráfico

En 2013, 268 vascos fallecieron pasado el centenario. / EFE

  • La esperanza de vida femenina en Euskadi supera en siete años a la masculina. De los 268 personas que fallecieron en el País Vasco en 2013 tras haber superado el siglo, solo 41 eran varones

Cada vez somos más y cada vez vivimos más tiempo. En solo diez años, la esperanza de vida en el País Vasco ha aumentado en 2,6. La de las mujeres, con clara ventaja sobre los varones, es ahora de 82,4 años y de 75,5 la de los hombres. También son ellas las que sobrepasan con mayor asiduidad la barrera del siglo: de los 268 residentes en Euskadi que murieron el pasado ejercicio tras haber cumplido los 100, eran abrumadora mayoría (227), según un informe difundido esta semana por el Instituto Vasco de Estadística (Eustat). Una situación que se mantiene históricamente, mientras crece de forma espectacular el número de centenarios. Las personas fallecidas por encima de esa edad sumaban apenas 77 en 1996 y alcanzaron un récord de 289 en 2012.

La calidad de vida, los avances en la medicina y la mejora del medio ambiente contribuyen a esa evolución. Aunque también hay otros factores que la explican. "Los que hoy tienen cien años pasaron por las penurias de la posguerra. Fue una selección natural, sobrevivieron los más fuertes", precisa Juan Goiria, presidente de la Academia de las Ciencias Médicas de Bilbao.

Pero, ¿por qué las mujeres viven más años? ¿Cuál es el secreto de la longevidad femenina? Por una parte, el ADN: "Es una cuestión genética, son más resistentes a más enfermedades", señala Goiria. Por otra, son hábitos de otra época: "Estas mujeres que ahora son centenarias seguramente no tuvieron un trabajo con tanta carga física como los hombres, y probablemente no fumaban tanto".

Este último parámetro, el del estilo de vida, ha cambiado de forma radical en las últimas décadas. No solo ambos sexos realizan actualmente tareas de similar esfuerzo, sino que los porcentajes en el tabaquismo están muy reñidos. Según datos de la OCDE, en 2011 el 27,9% de los hombres mayores de 15 años en España era fumador diario; ellas les seguían de cerca con un 20,2%. Esta equiparación lleva a pronosticar que los centenarios venideros estarán más repartidos entre géneros, "aunque el componente genético seguirá ayudando a que ellas vivan más tiempo", apunta Goiria.

De qué mueren los vascos

Ya sin atender a edades, son las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio la principal causa de deceso en las mujeres (29,6%), aunque su incidencia se ha reducido en un 8,2% durante los últimos diez años. "Tienen mucho que ver con el ciclo metabólico. En el caso femenino, entran componentes de tipo hormonal, como el tiroides, la menopausia, el sobrepeso o la distribución de la grasa", detalla Goiria. "Es una de las tres 'Cs' -continúa-: cáncer, cardiovascular y carretera".

En el caso de los hombres, la causa mayoritaria de fallecimiento son los tumores. Concretamente, en el 37,4% de los casos, lo que se traduce en 3.814 varones, 1.500 más que féminas. Estos, al contrario que las afecciones cardiovasculares, han aumentado un 10,7%. Los motivos, una vez más, se remontan a viejas costumbres. "Antes los hombres fumaban muchísimo más, seguían hábitos pocos saludables… Esto deriva ahora en cánceres de pulmón y próstata", explica el médico.

No deja de ser curioso que el informe del Eustat recoja como causa de muerte los transtornos mentales y del comportamiento. "Estos solo llevan a la muerte de manera indirecta -aclara el presidente de la academia médica-, a no ser que se trate de trastornos severos, que a veces también implican hábitos muy marcados como el tabaquismo".

Cae la natalidad

El aumento en la esperanza de vida camina en paralelo al descenso de la natalidad. Durante el pasado año, hubo 574 nacimientos menos que defunciones. Por provincias, Bizkaia y Gipuzkoa produjeron saldos negativos y perdieron 996 y 98 personas respectivamente. Solo Álava cerró 2013 con cifras positivas con 520 partos más que decesos.

La supervivencia femenina también se traslada a los más pequeños. De los 42 fallecidos que contaban menos de un año, casi el 67% fueron chicos.