El Correo

Emakunde, sobre la polémica del 'speaker': "Nunca hay que permitir la falta de respeto a las mujeres"

fotogalería

Las animadoras del Bilbao Basket, Stylecheers, ayer, durante el Mundial de baloncesto. / BORJA AGUDO

  • El Instituto Vasco de la Mujer insiste en la "necesidad de seguir trabajando en la sensibilización, concienciación y formación de la ciudadanía para prevenir este tipo de situaciones"

La polémica suscitada en los últimos días a raíz del "desafortunado" comentario que supuso la destitución del 'speaker' del Bizkaia Arena Carlos Olías de Lima tras ser acusado de "machista" acabó provocando ayer la reacción del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde). El organismo insistió en que en "ningún contexto se debe permitir que se falte al respeto a las mujeres" y apeló a la "necesidad de seguir trabajando en la sensibilización, concienciación y formación de la ciudadanía" para prevenir este tipo de situaciones.

Fuentes de la entidad aseguraron haber tenido constancia de lo sucedido en el partido entre las selecciones de la República Dominicana y Nueva Zelanda, después de recibir varias llamadas en las que se criticaba la actitud del locutor que lleva trece años prestando su voz al Bilbao Basket. La cuestión es que el 'speaker' aprovechó el texto de la canción 'Bailando' de Enrique Iglesias para enlazar con su siguiente comentario y se armó la marimorena. En mala hora pronunció la dichosa frase: "¡Quién pudiera pasar una noche con la Dreemchears!", dijo. Ahí empezó todo.

Emakunde, que no es la primera vez que se ve involucrada en una polémica relacionada con las animadoras de basket, no tardó en reaccionar. Rápidamente se puso en contacto con la Federación Vizcaína de Baloncesto para dar cuenta de lo sucedido, pero optó por no llevar a cabo ninguna acción formal más allá de esta comunicación. En 2010 procedió de forma parecida. Por aquel entonces, tras producirse una denuncia por parte de un anónimo y recibir varias quejas ciudadanas referidas a una presunta discriminación por razón de sexo en el deporte, envió algunas misivas a los tres clubes vascos de baloncesto para invitarles a programar "actuaciones de todo tipo, respetando la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la oferta cultural que amenice los partidos de baloncesto". Quería más variedad y no solo grupos de animadoras entreteniendo al público.

Una denuncia por "vejaciones"

La práctica de emplear grupos exclusivamente femeninos tampoco gusta a la periodista de encancha.es Maitane Junguitu, cuyo artículo en el que tildaba de "machista" a Olías de Lima provocó un incendio incontrolable en torno al asunto. La redactora acabó presentando ayer una denuncia por vejaciones en una comisaría de la Ertzaintza en Vitoria, con motivo de la gran cantidad de comentarios recibidos por su escrito. Al parecer, la queja recoge que muchos de ellos contenían "insultos" y un "tono vejatorio". A última hora de de este jueves, su artículo contaba ya con 580 alusiones.

Por su parte, el principal protagonista de esta polémica, el 'speaker' destituido, Carlos Olías de Lima, apuntaba el miércoles a este periódico que las cosas se han sacado de contexto". También reconocía que su comentario había sido "desafortunado" y que había decidido de mutuo acuerdo con la organización no participar en las últimas sesiones del certamen por el bien del Mundial, de Bilbao y de Bizkaia. Eso sí, aseguraba que él no es machista y recordaba que ya había pedido "perdón personalmente a las animadoras a través de su capitana", la cual le había trasladado que no estaban ofendidas.