El Correo

El Gobierno vasco alerta sobre los "muros mentales" que aún sufren los inmigrantes

Una mujer inmigrante pasea por una calle de Vitoria. / RAFA GUTIÉRREZ
  • Advierte de la persistencia en Euskadi de actitudes que desembocan en conceptos como "primero los de casa"

El consejero vasco de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, alertó ayer sobre los «muros mentales», además de legales, que la sociedad pone a los inmigrantes y advirtió de que estas actitudes desembocan en conceptos como «preferir a los nacionales o 'primero los de casa'». El responsable jeltzale formuló este problema durante la inauguración del XXIV Encuentro de la Abogacía sobre derecho de asilo y extranjería, que reúne en Bilbao hasta mañana sábado a cerca de 200 letrados de toda España para hablar de las novedades administrativas, legislativas y jurisprudenciales en materia de defensa de la población extranjera.

El acto comenzó con un minuto de silencio en recuerdo a los fallecidos al intentar llegar tanto a España como a otros países del sur de Europa. En su discurso, Aburto recordó precisamente la muerte de 1.500 inmigrantes en el Mediterráneo al hundirse sus cayucos o quedar a la deriva, así como los «esfuerzos» de la UE para impedir que entren en sus territorios. En este sentido, hizo una apuesta por el «cosmopolitismo, frente a la idea de una única cultura o un único idioma». Enfatizó también que hay que «contrarrestar la hospitalidad menguante de los países ricos» y crear un mundo con «fronteras porosas, que garanticen los principios de humanidad y dignidad para todos, así como los derechos de residencia y circulación».

En la sesión inaugural, también participó el presidente de la subcomisión de Extranjería del Consejo General de la Abogacía de España, Pascual Aguelo, quien también recordó a los inmigrantes ahogados en la playa de Carajal, en Ceuta, y exigió que «se conozca lo que realmente ocurrió y después se depuren las responsabilidades pertinentes». También criticó por «decepcionante, insuficiente y desequilibrado» el reglamento que regula los centros de internamiento de inmigrantes.

En opinión de Pascual Aguelo, el reto «más importante es la integración en derechos y obligaciones» de los inmigrantes que residen desde hace años tanto en España como en el resto de la UE. Y subrayó que la extranjería es una competencia compartida por el Estado y las comunidades autónomas y que incluye «las renovaciones de permisos, la residencia permanente, el agrupamiento familiar y la nacionalidad», entre otros aspectos relevantes.