Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

«Las dos señoras se dejaron las uñas para liberar mi brazo de las puertas del metro»

Gema está «eternamente» agradecida a las personas que el pasado miércoles la ayudaron./p. urresti
Gema está «eternamente» agradecida a las personas que el pasado miércoles la ayudaron. / p. urresti

Una vecina de Getxo agradece al conductor y a los pasajeros la ayuda recibida en Moyúa al quedar atrapada por «un error garrafal» que ella mismo cometió

JOSU GARCÍA

La de Gema Gómez es una historia de agradecimiento. «Siempre vemos lo malo, lo negativo de la sociedad, pero creo que hay que poner en valor a los ciudadanos que actúan de manera cívica y valerosa», afirma. El pasado miércoles, sobre las 20.00 horas, esta mujer vio con estupor cómo las puertas del metro atrapaban su brazo derecho en la estación de Moyúa. Sintió «miedo». Por momentos pensó que podría perder la extremidad. Pero el relato tiene un final feliz gracias a varios de los pasajeros y al maquinista. «No tengo palabras para mostrarles mi gratitud».