Seis años de prisión para una mujer que intentó matar con un cúter a una conocida en Bilbao

A la acusada, natural de Colombia, se le atribuye un delito de homicidio en grado de tentativa

EUROPA PRESS

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a una pena de seis años de prisión, por un delito de homicidio en grado de tentativa, a una mujer de nacionalidad colombiana que el 8 de junio de 2016 atacó con un cúter a una conocida en la plaza Corazón de María de Bilbao, «con intención de acabar con su vida» y sin que mediara discusión entre ambas.

Según recoge la sentencia, se desconoce el origen del comportamiento «tan sorpresivo por parte de la acusada» y el tribunal no cuenta con «elementos sólidos» acerca del motivo de la animadversión contra la víctima. Durante el juicio, la agredida relató que la procesada fue desalojada de la vivienda en la que habitaba por no pagar la renta y que ella ocupó su lugar.

Los hechos ocurrieron sobre las diez de la noche del 8 de junio de 2016 cuando la acusada, natural de Colombia y en situación de irregularidad en España, encontrándose a la altura del número 8 de la Plaza Corazón de María de Bilbao, se dirigió a una conocida con intención de acabar con su vida, portando un cúter que sacó de entre sus ropas, con el cual, abalanzándose contra ella, intentó agredirla en numerosas ocasiones, consiguiendo asestarle un corte en el cuello y en la cara, produciéndole además diversos cortes en los antebrazos por las maniobras defensivas de la víctima.

Otra mujer que estaba en el lugar, al percatarse de la agresión, agarró a la procesada y consiguió que soltara el cúter, que fue posteriormente recuperado. De inmediato, la agresora abandonó el lugar. La víctima sufrió diversas heridas que tardaron nueve días en curar, cuatro de ellos impeditivos para las ocupaciones habituales, y quedándole diversas cicatrices en cuello, labio inferior, cara y brazos.

En el curso de la instrucción judicial, la acusada fue declarada rebelde y se tramitó una orden de detención europea que dio lugar a su entrega por parte de Países Bajos, la cual se produjo el 8 de febrero de 2018. Cinco días después, se ordenó su ingreso provisional en prisión, en la que permanece aún. Deberá indemnizar a su víctima con 12.640 euros.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos