Bizkaia se 'cuece' a 40,4º hasta que una galerna baja de golpe 10º

Niñas se refrescan junto al Guggenheim./Ignacio Pérez
Niñas se refrescan junto al Guggenheim. / Ignacio Pérez

El Territorio ha sufrido el embate del primer día de la ola de calor hasta última hora de la tarde, cuando los termómetros han descendido con fuerza en tan solo veinte minutos en lugares como Deusto

FERMÍN APEZTEGUIA y TERRY BASTERRA

Un calor infernal. Es el mejor resumen para una jornada asfixiante en la que los vizcaínos tratan de resguardecerse como pueden de las altísimas temperaturas, más propias de Andalucía en pleno mes de agosto que de la geografía vasca poco habituadas a ellas teniendo en cuenta que todavía estamos en junio. De hecho, los termómetros llegaban a las 17.20 horas a los 4o,4 grados en Sodupe, la cota más alta registrada por Euskalmet en Bizkaia a lo largo del día de hoy. Una cifra más elevada de lo que en un principio se había pronosticado, ya que se preveía que no se sobrepasarían los 39 grados y que mañana jueves llegaría lo peor con temperaturas aún más altas. Eso sí, a última hora de la tarde ha llegado la anunciada galerna a la costa y en Punta Galea se ha pasado de 31.5º a 21.9º en treinta minutos. Este brusco descenso se ha dejado notar también en Bilbao. En concreto, en Deusto se ha pasado de los 34,5º a los 25,8º en un lapso de solo veinte minutos.

Los bañistas dejan la playa de Ereaga por la irrupción de la galerna.
Los bañistas dejan la playa de Ereaga por la irrupción de la galerna. / Pankra Nieto

La ola de calor se ha hecho notar en todos los puntos de la geografía vizcaína. De esta forma, pasadas las 17.00 horas en Sestao se registraban 40,2º, en Zalla y Derio 39,4º y en Galdakao, 39,3º. En Bilbao se llegaban a alcanzar los 38,8º. Por ello, los chorros de agua que brotan de una de las fuentes cercanas al Guggenheim se han convertido en una alternativa en Bilbao. Niños y no tan niños se refrescan a estas horas junto a uno de los iconos de la ciudad.

LOS DIEZ REGISTROS MÁS ALTOS DE BIZKAIA

LUGARTEMPERATURAHORA
SODUPE40,4º17.20
SESTAO (GALINDO)40,2º17.10
ZALLA (ARANGUREN)39,8º18.20
DERIO39,4º17.40
GALDAKAO39,3º17.30
SONDIKA (SANGRONIZ) 39,2º17.10
BILBAO (DEUSTO)38,9º18.00
OROZKO38,8º18.00
ELORRIO38,5º17.40
AMOREBIETA (BERNA) 38,4º17.00

Además de las 419 fuentes públicas, el Ayuntamiento las ha reforzado con siete más, de manera provisional, para hacer frente a la situación de alerta amarilla por altas temperaturas de hoy y la naranja de mañana. Los surtidores adicionales se colocaron ayer a la altura del número 162 de Lehendakari Aguirre, el 36 de Blas de Otero, el 25 (Diputación) y 63 de Gran Vía, frente al 32 de Doctor Areilza, el 4 de Bombero Etxaniz y en la plaza San José. En la costa la entrada de la brisa marina ha hecho la jornada más agradable.

En Durango se han alcanzado los 38 grados
En Durango se han alcanzado los 38 grados / Yolanda Ruiz

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, ya adelantó ayer que esta situación obedece a la llegada de una masa de aire extremadamente cálido y persistente procedente del norte de África. La coincidencia con los días más largos del año colabora también con el episodio, debido a la gran insolación. Además, ha alertado del riesgo alto de incendios en las zonas interiores de Euskadi. Las altas temperaturas, el viento de componente sur y la baja humedad relativa facilitan la propagación de los fuegos forestales. La Agencia Vasca mantiene la alerta amarilla para hoy y mañana.

Más información

Ola de 2003

La última ola de calor similar a la que se anuncia se produjo en 2003 con devastadoras consecuencias, que las autoridades sanitarias, desde el Gobierno central al entonces Departamento vasco de Sanidad, intentaron ocultar una y otra vez. El tiempo demostró que ni España ni Euskadi fueron un oasis. Las altas temperaturas se cobraron la vida de unos 6.000 españoles, unos 300 de ellos vascos. Sucedió en agosto. Aquel verano Europa admitía miles de víctimas a causa del calor, mientras en España, los servicios de salud apenas reconocieron primero «unas docenas, que no llegarán a los cien»; y finalmente un total de 141.

Dos años más tarde, dos estudios, y los dos firmados por instituciones públicas, afearon la conducta de los responsables políticos y demostraron el engaño. Una amplia investigación dirigida por el Servicio de Urgencias del hospital Clínico de Barcelona cifró los muertos en 5.440. El trabajo, publicado en 'Medicina Clínica', la única revista semanal de contenido clínico y científico que se edita en España, coincidió en resultados con otro estudio firmado por el Instituto de Salud Carlos III, que hablaba de más de 6.000, la mayoría enfermos crónicos, con patologías que se vieron agravadas por la brutal subida de los termómetros.

Desde el principio, Reino Unido reconoció 2.045 muertos; Francia, 11.435; Países Bajos, de 1.000 a 1.400; los vecinos de Portugal, 1.316; y los de Italia, nada menos que 4.175. Pero España, 141. «Es difícil saber de que muere exactamente una persona mayor», dijo entonces un portavoz de Osakidetza. Ahora, la ola pasará por Euskadi solo durante dos días y no diez. Y tampoco llega por sorpresa.

Medidas y consejos

1
Beba más líquidos de lo habitual, preferentemente agua. Evite el alcohol, que deshidrata.
2
Haga comidas ligeras, como ensaladas, gazpachos, fruta
3
En casa, cierre las ventanas y baje las persianas.
4
Use ropa apropiada. Holgada, ligera y de colores claros.
5
Refrésquese con duchas y baños fríos y evite las horas de más sol, entre las 12.00 y las 17.00
6
Algunos fármacos incrementan los efectos del golpe de calor (arritmias, epilepsia, antidiabéticos...). Consulte a su médico.