La ola de calor abrasa Euskadi: consejos para combatir las altas temperaturas

Las piscinas de Otxarkoaga./Fernando Gómez
Las piscinas de Otxarkoaga. / Fernando Gómez

Hidratarse constantemente y evitar estar en la calle en las horas de más calor son las indicaciones básicas de los expertos

ANDREA ARANA

La ola de calor ya ha llegado a Bizkaia y no se irá hasta el próximo lunes, 6 de agosto, con máximas que hoy han superado los 30 grados y pueden llegar a los 35 durante el fin de semana, según advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Una temporada estival en la que, si ya es importante cuidarse de la luz solar ante el 'fuego' que se presenta estos días, es esencial protegerse para no sufrir los efectos negativos de las altas temperaturas que se pueden manifestar en golpes de calor, deshidratación o quemaduras que aparecen como resultado de una exposición al sol prolongada y que están a la orden del día.

Un grupo de personas reposa tumbado en el parque de Doña Casilda, bajo el intenso calor.
Un grupo de personas reposa tumbado en el parque de Doña Casilda, bajo el intenso calor. / Mitxel Atrio

Para que estas altas temperaturas no afecten a la salud y se pueda disfrutar de un verano en buenas condiciones, las autoridades sanitarias advierten del riesgo que pueden correr con el aumento de los termómetros los niños menores de 4 años, las personas mayores de 65 y, en particular, los mayores de 80 (especialmente si viven solas o son dependientes, porque al envejecer se pierde la sensación de sed, haciendo que las personas no se hidraten bien). También quienes poseen dificultades de comprensión, orientación y poca autonomía, así como quienes consumen alcohol u otro tipo de drogas.

Asami Díez, técnico de Cruz Roja Bizkaia, señala que desde Pausoka, centro de recursos para personas mayores, «llaman diariamente a los colectivos más vulnerables independientemente de que haga un día muy soleado o no desde que comenzó el verano», para darles recomendaciones acerca de cómo afrontar la ola de calor. Una serie de consejos que difunden también a través de sus redes sociales y su página web y que forman la campaña 'Yo me protejo ante el calor'. Díez añade que en las playas también hacen talleres de primeros auxilios y dan una serie de consejos preventivos a las personas que se acercan.

Con el objetivo de evitar sobresaltos, exponen diversas recomendaciones básicas para superar los días de calor extremo que sacuden Bizkaia:

En el hogar

- Si posee aparatos de aire acondicionado, mantenga cerradas las puertas y ventanas. Estos refrigeran el aire, manteniendo una temperatura y humedad constantes en un recinto aislado.

- Baje las persianas, toldos, cortinas. Evitando que el sol entre directamente.

- Intente refrescarse de forma continua; desde darse una ducha o un baño, hasta mojarse la cabeza o la nuca.

- Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar. Utilice un calzado, fresco, cómodo y que transpire.

- Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor. Es conveniente que incluyan zumos, cremas y sopas frías, infusiones, frutas, ensaladas o verduras, salvo que exista una contraindicación que impida tomarlo.

Una mujer se refresca en un día de mucho calor en Bilbao.
Una mujer se refresca en un día de mucho calor en Bilbao. / El Correo

En el exterior

- Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.

- Procure reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).

- Beba agua o líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.

- No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.

- Protejase la cabeza con un gorro o sombrero, así como los ojos (utilizar unas lentes que tengan protección frente a los rayos ultravioleta).

- Utilice una protección solar adecuada cuando se exponga al sol; aplíquesela 30 minutos antes de salir de casa y renuévela regularmente.

- Evite el uso de productos sensibilizantes como los perfumes alcoholicos.

- Si se lanza al agua, compruebe la profundidad de la zona y láncese con los brazos extendidos; tome precauciones como mojarse las muñecas y la nuca.

Niños y jóvenes se refrescan en la fuente frente al Guggenheim, durante la ola de calor en Bilbao.
Niños y jóvenes se refrescan en la fuente frente al Guggenheim, durante la ola de calor en Bilbao. / Jordi Alemany

En el automóvil

- Nunca deje a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).

- Si viaja con personas vulnerables preste especial atención a los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar y salir del vehículo y que pueden afectar a los pasajeros del mismo. Tomando las precauciones necesarias, aumente progresivamente la temperatura del interior del mismo.

Un joven se hidrata en la calle durante la ola de calor en Bilbao. A
Un joven se hidrata en la calle durante la ola de calor en Bilbao. A / rchivo

Si tiene algún problema de salud

- Si se encuentra mal, pare de realizar la actividad que está haciendo, intente situarse en un sitio fresco y pida ayuda.

- Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.

- Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

- Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.

Noticias relacionadas