Los reyes más galácticos desfilan por Bilbao