Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Un refugio para las mujeres que cruzaron los infiernos

Han atravesado desiertos, viajado en pateras y sufrido más de lo imaginable. EDE Taldea acoge en Berriz a las migrantes africanas más vulnerables, las enfermas y quienes ven truncado su viaje

Las cinco mujeres posan juntas en Berriz./Maika Salguero
Las cinco mujeres posan juntas en Berriz. / Maika Salguero
Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

Si estas mujeres murieran, nadie preguntaría por ellas. No están registradas en los padrones, no tienen pasaporte. No existen. Por eso son un objetivo tan preciado para las mafias. Las envuelven con deudas imposibles de saldar, las empujan a la prostitución, las amenazan con ritos de vudú, las chantajean con la familia que dejan atrás. Se lo cuentan a Raquel al calor de los fogones del albergue Olakueta, en Berriz. La cocinera les escucha y les presta consejos amigables pero desnudos, como el viento cortante de estos montes, como si no hubiera tiempo para zarandajas. No lo hay.