Refuerzan la seguridad en Mina del Morro ante las denuncias vecinales

Una patrulla de la Policía Municipal, ajena a la información./Jordi Alemany
Una patrulla de la Policía Municipal, ajena a la información. / Jordi Alemany

La Policía Municipal intensifica su presencia en la zona de Santutxu tras registrarse robos en los portales e incluso un apuñalamiento

XABIER GARMENDIA

Los vecinos de Mina del Morro, en el barrio bilbaíno de Santutxu, llevan tiempo contemplando con impotencia cómo la zona se está convirtiendo en un «foco de inseguridad». Según denuncian, grupos de jóvenes se reúnen -principalmente, los fines de semana por la noche- para consumir alcohol y sustancias estupefacientes, mantener relaciones sexuales e incluso cometer robos en el interior de los portales. La gota que colmó el vaso de su paciencia fue el apuñalamiento en marzo de un hombre de 46 años que había quedado con otro varón a través de una página web de citas.

Aquel suceso ocurrió precisamente en el punto más conflictivo, situado en la trasera de la calle José María Lidón. Se trata de una zona peatonal ajardinada y de escaso movimiento de transeúntes en la que los portales cuentan con una segunda puerta de acceso. La comunidad de propietarios envió en abril un primer escrito al Ayuntamiento de Bilbao en el que reclamaba presencia policial permanente para «eliminar el foco de problemas que causa inseguridad permanente a las 150 familias» que allí residen. Al comprobar que su petición no había surtido efecto, la reiteraron hace dos semanas y solicitaron una reunión con el área de Seguridad Ciudadana.

Fuentes oficiales consultadas por este periódico confirman que los agentes de la Policía Municipal han reforzado su presencia en la zona durante los últimos días y que mantienen abierto un dispositivo de vigilancia. Los propios vecinos así lo corroboran y, de hecho, admiten que este mismo fin de semana ya han percibido una mejoría en la situación. «Se nota que hay más despliegue y eso ahuyenta, no ha habido ningún jaleo», reconoce un vecino que prefiere mantener el anonimato.