El rascacielos de la Gran Vía brillará otra vez con su tono rosa original

4.000 metros cuadrados de cristales cubren las fachadas. /E. C.
4.000 metros cuadrados de cristales cubren las fachadas. / E. C.

La torre, que ya lleva dos años en obras, estrenará a finales de 2019 el aspecto que lucía cuando fue inaugurada hace casi medio siglo

IZASKUN ERRAZTI

Después de dos años de trabajo en la sombra, la antigua sede del BBVA es hoy, casi medio siglo después de su inauguración, un edificio vacío que se adapta a los tiempos. Poco queda ya de aquel inmueble original, cuyo vestíbulo lucía «espectacular, recubierto de madera y mármol», recuerda Gonzalo Carro, uno de los arquitectos del equipo de Idom que dirige la reforma del rascacielos. Adaptar el edificio al uso normativo actual así lo exige y supone un proceso complejo que se prolongará hasta bien entrado el próximo año. Sólo entonces Primark, el gigante irlandés de la ropa y los complementos, podrá empezar su desembarco en la capital vizcaína, porque un inmueble que en su origen fue diseñado para oficinas, con una sobrecarga de uso de 300 kilos por metro cuadrado, deberá prepararse ahora para soportar 200 kilos más en su faceta comercial. «Los huecos para los ascensores y las escaleras mecánicas ya están hechos», apunta el técnico.

Con 1.500 metros cuadrados de superficie por planta entre la segunda y la sexta, y entre 850 y 900 en las superiores, el edificio mantendrá dos entradas: una para el centro comercial desde la plaza Circular, en la zona donde se encuentran la fuente y las escaleras, y la otra, para futuros usos como los del centro de empredimiento de la Diputación, por la Gran Vía.

Con todo, la parte más espectacular del proyecto constructivo afectará a las cuatro fachadas del antiguo complejo financiero, que serán renovadas en su totalidad cuando apenas resta un año para que cumplan los 50. El equipo de Idom, del que también forma parte el arquitecto Fernando Garrido, las desmontará en su totalidad: 10.000 metros cuadrados de superficie de las que 4.000 son vidrio.

LOS DATOS

10.000
metros cuadrados de superficie suman las cuatro fachadas de la antigua sede de la entidad bancaria. 4.000 de ellos son vidrios.
20
toneladas de peso y más de tres metros de altura tiene 'Elogio del Hierro', la pieza de Chillida que se retiró de la plaza Circular.

Vidrios de encargo

Sólo la cara del inmueble que da a la Gran Vía bilbaína conserva algunos, muy pocos, de los cristales originales, que eran de color rosa. El resto, ligeramente anaranjado, corresponde a una reforma realizada en los años 80 y no sobrevivirá. Una empresa belga que tiene en Alemania la tecnología de última generación necesaria para fabricar vidrios a la carta se encargará de reproducir los mismos con los que la torre se erigía en todo su esplendor el 23 de abril de 1969. La firma ya ha atendido encomiendas similares en otras cuatro ocasiones, la última para un edificio de Estados Unidos.

El cambio de la fachada antigua por la nueva se realizará de manera solapada. «Iremos montando las plantas a medida que desmontamos», indican los expertos. El proyecto de ejecución estará listo para septiembre. Las obras se prolongarán entre nueve y doce meses.

Gonzalo Carro no oculta la complejidad del proceso de rehabilitación del rascacielos, porque, al margen del aspecto estético, el plan debe atender a criterios ampliados de seguridad de la estructura, de ahorro de energía o de seguridad, entre otros. Pero el reto es ilusionante. Los vidrios rosados que llegarán a Bilbao por encargo serán engarzados en las mismas placas de aluminio que componen la fachada, ahora ennegrecidas, que serán sometidas a un tratamiento especial que las devolverá el brillo perdido con el paso de los años.

Así, la gran torre de 21 alturas y 24.000 metros cuadrados, que fue emblema del Bilbao industrial y el primer icono arquitectónico de la villa, recuperará el protagonismo que le arrebató la crisis. Entonces, la escultura de Eduardo Chillida que desapareció del entorno cuando arrancaron las obras, 'Elogio del Hierro', volverá a ocupar el lugar que le corresponde.

 

Fotos

Vídeos