Los yihadistas detenidos de Madrid «estaban preparados para cometer atentados en Europa»

Uno de los marroquíes detenidos hoy en Madrid./
Uno de los marroquíes detenidos hoy en Madrid.

El ministro del Interior destaca el «avanzado y peligroso proceso de radicalización» de los dos marroquíes arrestados

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha destacado que los dos supuestos yihadistas marroquíes detenidos esta madrugada en Madrid estaban ya preparados para cometer atentados terroristas en suelo europeo, siguiendo el modus operandi ya utilizados en ciudades de Reino Unido, Alemania, Bélgica o Francia, mediante la comisión de acciones suicidas o la confección de artefactos explosivos caseros.

En una comparecencia urgente en la que ha mostrado su solidaridad con el Reino Unido tras los atentados de Manchester, Zoido ha explicado que los arrestados de 43 y 22 años, se encontraban en un avanzado y peligroso proceso de radicalización, que les llevaba a visionar de forma reiterada material apto para el autoadiestramiento lo que les capacitaría para convertirse en combatientes inghimasi, personas preparadas para cometer atentados terroristas.

"Se lo han llevado por tener barba"

El hermano de uno de los detenidos en Madrid ha asegurado a los medios de comunicación que la Policía se lo ha llevado por "error", que son pobres y que se creen que son terroristas "porque lleva barba". Así lo ha indicado desde su casa, donde se ha quejado de cómo los agentes han dejado la vivienda tras la detención de su hermano, de 21 años. "Mi hermano no ha estudiado en su vida y ganaba 17 euros al día por ayudar en la frutería", ha manifestado visiblemente alterado.

Según ha explicado, su familia es de Marruecos y "pobre". De hecho, ha añadido que su hermano se dedicaba a buscar entre la basura para ganarse la vida. "Es un error", ha repetido en varias ocasiones muy enfadado, sin negar que su hermano pudiera ver vídeos pero "porque están en Internet".

"¿Aquí no hay psicólogos, sólo hay cárceles?", se ha preguntado al respecto, para añadir que a su hermano se lo han llevado porque tiene barba. "Es una falsa alarma y se lo ha llevado por tener barba", ha reiterado para añadir que si no quieren que se vea Internet, "que corten la antena". "No hay libertad", ha concluido.

El ministro ha destacado que ambos constituían una célula terrorista especializada en realizar la yihad electrónica, que consiste en difundir masivamente material audiovisual orientado a la multicaptación de adeptos en todo el mundo para su conversión, en los autodenominados por la organización terrorista DAESH, como cibersoldados.

Según ha informado el ministro del Interior, uno de los detenidos, de 43 años y principal objetivo de las investigaciones, mantenía un contacto continuo e incesante en más de 100 focos web, orientados al adiestramiento terrorista de DAESH. Los investigadores de los equipos contraterroristas de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional detectaron que este individuo consumía, de forma reiterada, material audiovisual muy sensible, fundamentalmente tutoriales sobre los procedimientos para la confección de artefactos explosivos con sustancias de fácil acceso y mediante técnicas sencillas, lo que evidenciaba un avanzado estado de radicalización y peligrosidad.

A pesar de su reducido círculo de relaciones, muy estrecho ya que pasaba la mayor parte del tiempo encerrado en su domicilio, los investigadores detectaron el contacto que mantenía con el segundo detenido con quien compartía su ideario radical y su actividad regular en la red.

Zoido y su departamento han recordado que esta nueva operación se encuadra dentro de la labor continuada que la Comisaría General de Información de la Policía Nacional viene desarrollando en el marco de la lucha contra el terrorismo yihadista en todas sus formas, células yihadistas, redes de captación y facilitación, actores solitarios o contra la peligrosa consolidación de DAESH en el mundo virtual.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 4, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 164 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 212 desde principios de 2015.