El PSOE insiste en su 'no' a Rajoy pero no va a «torpedear» el diálogo PP-C's

Podemos recuerda al obierno que los números no dan y que "la llave sigue estando en el cajón" de los socialistas

AGENCIAS

El portavoz del PSOE en el Congreso, Óscar López, ha asegurado que su partido "no va a torpedear" el diálogo abierto entre el PP y Ciudadanos, pero ha reafirmado que a pesar de la presión, los socialistas votarán en contra de la investidura de Mariano Rajoy.

MÁS INFORMACIÓN

Ante la insistencia de Rajoy en que si el PSOE mantiene su no habrá que repetir las elecciones, López ha sostenido que el PP debe buscar los apoyos en el PNV y Convergencia, puesto que la dirección del PSOE y su secretario general, Pedro Sánchez, no tienen en mente convocar un nuevo Comité Federal para replantearse su voto. "No nos vamos a dedicar a torpedear la investidura de Rajoy como hizo con Sánchez, ni a intentar que no haya gobierno. Se trata de defender la posición del PSOE, que es autónoma, colectiva y que se ha tomado en su máximo órgano, que es votar no a Rajoy", ha zanjado López en declaraciones en el programa 'Las mañanas de Cuatro'.

El portavoz socialista ha mostrado su respeto por las palabras del expresidente Felipe González de que el paso dado por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al plantear una serie de condiciones al PP es "el primer acto de responsabilidad política que ha habido desde las elecciones". No obstante, ha recordado a González que el PSOE es "un partido responsable, coral y donde se toman las decisiones de manera colectiva". "La posición del PSOE es clarísima y es una: votar no a Rajoy. No no quiere decir otra cosa. Significa no", ha incidido López, quien ha precisado que esta posición no supone que el PSOE quiera unas terceras elecciones.

Al haber una mayoría conservadora en el Congreso, ha reiterado que como ocurrió en la votación de los cargos de la Mesa del Congreso, Rajoy tiene que "seguir avanzando" en recabar los apoyos en el PNV y en Convergencia, además de poner ya fecha al debate de investidura.

El senador socialista ha opinado que algunas de las condiciones impuestas por C's suscitan "alguna sonrisa", ya que podrían prosperar con el respaldo de otros partidos y sin necesidad del PP, como la supresión de aforamientos o la de crear una comisión sobre el caso Bárcenas. A pesar de ello, ha mostrado "todo el respeto que el PSOE no tuvo por parte del PP" cuando Sánchez intentó formar gobierno pactando con Ciudadanos.

Podemos no ve salida en la oferta de C's

La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa, ha dicho que la propuesta que Ciudadanos ha trasladado al PP no soluciona las cosas ya que "los números siguen sin dar" y que aunque lleguen a un acuerdo, "la llave sigue estando en el cajón" del PSOE. "Podremos asistir a la firma de un acuerdo solemne entre formaciones políticas, pero los números no dan y la llave sigue estando en el cajón del PSOE", ha reiterado Bescansa.

Se ha referido a la formación naranja como "el partido que venía a regenerar la democracia y que ofrece ahora sus apoyos al partido más corrupto de la historia de la democracia" y ha dicho que es "lamentable" que se avance en esta dirección existiendo otras alternativas.

La dirigente de Podemos cree que la estrategia de Ciudadanos es la misma que en la anterior legislatura, cuando quiso "firmar un acuerdo con el PSOE como bisagra para incorporar al PP", y ahora está intentando hacer "la misma bisagra, pero por el camino inverso, empezando por el PP".

Bescansa ha insistido en que "apoyar al partido más corrupto de la democracia es un disparate y una falta de responsabilidad" y que, por ese motivo, desean que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "descuelgue el teléfono y diga 'vamos a sentarnos a hablar'". En su opinión, "a quien le corresponde la iniciativa" es al PSOE, con independencia de lo que ocurra en la negociación entre PP y Ciudadanos.