Podemos permite a sus cargos con hijos incrementar su salario hasta los 3.243 euros al mes

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, con la hija de la diputada de su partido Carolina Bescansa en sus brazos en su escaño del Congreso. /
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, con la hija de la diputada de su partido Carolina Bescansa en sus brazos en su escaño del Congreso.

La formación morada eleva el límite de retribución que obligaba a sus miembros a entregar a las arcas del partido las remuneraciones que superasen los 1.945 euros

EUROPA PRESS

El código ético de Podemos fija una limitación de tres salarios mínimos --unos 1.945 euros en 14 pagas-- para los sueldos todos sus cargos públicos o internos, aunque también contempla la posibilidad de incrementar esta cantidad, hasta un máximo de 3.243 euros al mes, si se tienen hijos a cargo o alguna circunstancia especial, como por ejemplo, una discapacidad.

En concreto, el reglamento económico para cargos públicos establece que los representantes y dirigentes del partido morado puede percibir un complemento de medio salario mínimo --que fija en 324 euros-- por cada hijo o «carga especial» que tengan, hasta un máximo de dos salarios mínimos --un total de 1.297 euros--.

Es decir, los cargos de Podemos pueden solicitar hasta cuatro «incrementos» --como figuran en la web de transparencia-- por cada hijo o «carga especial» que tengan, si así lo justifican. Eso sí, según han explicado fuentes del partido morado, al final su sueldo total no puede superar los 3.243 euros al mes que incluye su base de 1.945 euros más ese plus máximo de 1.297 euros.

Echenique, cobra uno de los pluses

De esta forma, esta semana se ha conocido que Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, líder del partido en Aragón y parlamentario en las Cortes regionales, percibe un total de unos 2.270 euros al mes, según consta en su ficha de la web de transparencia, ya que además de los tres salarios mínimos que le corresponden solicitó un incremento de 324 euros por su discapacidad.

Podemos ya se fijó esta limitación salarial desde su llegada al Parlamento Europeo en 2014, la primera institución de la que formaron parte, antes incluso de construir su estructura de partido y contar por lo tanto con cargos internos.

Esa limitación salarial de tres salarios mínimos, ampliable según los hijos o las circunstancias especiales que se tengan y se justifiquen, obliga a los cargos públicos a donar el resto de las retribuciones que perciban.

Según el reglamento del partido, los representantes de Podemos deben donar la mitad del excedente al partido, y la otra mitad a fines sociales, que se financian a través del proyecto Impulsa.