Podemos dice que el «conflicto vasco» no está cerrado y abre una brecha con el PSE

Nagua Alba./
Nagua Alba.

Los socialistas arremeten contra Alba y le acusan de «apropiarse de los falsos argumentos» de la izquierda abertzale

A. SANTOS

Bronca entre Podemos Euskadi y el PSE. Unas declaraciones ayer de Nagua Alba, secretaria general del partido morado en el País Vasco, elevaron la tensión entre las dos formaciones, que ultiman los detalles para que sus respectivas cúpulas mantengan una reunión en los próximos días. La líder de Podemos aseguró, entrevistada en la Ser, que en Euskadi aún persiste un «problema político», en referencia al terrorismo de ETA, y que existe un «conflicto vasco» que «no se ha terminado de superar».

Unos términos, los de «problema político» y «conflicto», que desataron las críticas por parte del PSE. Su secretario de Organización, Miguel Ángel Morales, acusó a Alba de «apropiarse del lenguaje, el discurso y los falsos argumentos» de la izquierda abertzale, y subrayó que en Euskadi «ni existe ni ha existido ningún conflicto vasco que haya que superar». «Lo que ha sucedido -aseguró en una nota de prensa- es que algunos nos hemos resistido al proyecto totalitario que trataban de imponernos los terroristas con la extorsión, la amenaza y el asesinato».

«Los socialistas vascos hemos estado ahí, con el dolor de la pérdida de muchos, a riesgo de nuestras vidas, defendiendo las libertades. Y hemos echado en falta a otros», subrayó Morales, que se preguntó si los términos utilizados son propios de la líder de Podemos u obedecen a una reflexión de toda la dirección.

En la formación morada sorprendió ayer la reacción del PSE. Fuentes del equipo de Alba aseguran que la reflexión que empleó su secretaria general consta en los documentos con los que la corriente Aurrera Begira -en la que junto a la dirigente guipuzcoana figuran Lander Martínez y Eduardo Maura- consiguió vencer en las recientes primarias internas. Sostienen, en este sentido, su convencimiento de que en Euskadi existe «un conflicto» que «se está superando» y en el que los partidos deben «avanzar» sin olvidar el pasado reciente, «sin amnesias». Y advierten de que el término conflicto «no sólo lo utiliza la izquierda abertzale», sino también organismos internacionales cuando hablan de la situación del País Vasco.

Cita con Ortuzar

La polémica se produce cuando las direcciones de Podemos y del PSE están tratando de cerrar una fecha para la primera reunión entre Alba y la líder de los socialistas, Idoia Mendia; un encuentro que no debería demorarse más allá de los próximos diez días. El partido morado, de hecho, arranca hoy una ronda de contactos con el resto de fuerzas políticas. Una delegación de Podemos -formada por Alba, Lander Martínez y Eduardo Maura- se entrevistará en Sabin Etxea con los máximos dirigentes del PNV. La representación jeltzale estará compuesta por el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, por la responsable de Bizkaia, Itxaso Atutxa, y por el encargado del área institucional del EBB, Koldo Mediavilla.

La cita se enmarca dentro de los contactos que la nueva dirección de Podemos quiere abrir con todos los partidos vascos. Se espera que en los próximos días se anuncie otro encuentro con EH Bildu. La pretensión de la formación morada es la de extender las reuniones más allá de las fuerzas representadas en el Parlamento vasco, lo que permitiría incluir, por ejemplo, a Equo y a Ezker Anitza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos