El Correo

Mas consuma el desafío soberanista y convoca la consulta

fotogalería

Artur Mas, en el momento de firmar el decreto. / Efe

  • El presidente de la Generalitat firma el decreto de convocatoria: "Hoy se abre un camino que marca un antes y un después para Cataluña"

En un acto solemne, en la galería gótica del Palau de la Generalitat, la de las citas históricas, el presidente del Gobierno catalán, Artur Mas, ha consumado esta mañana el desafío constitucional y ha firmado el decreto de convocatoria de la consulta del próximo 9 de noviembre.

Rodeado por todos los miembros del Ejecutivo catalán, además de los líderes de los partidos que impulsan el referéndum, salvo Iniciativa per Catalunya, que se ha ausentado de la ceremonia, Mas ha dado el pistoletazo de salida a un mes y medio vertiginoso hasta el 9-N, en el que aún hay muchos interrogantes por dilucidar, sobre todo si el 9 de noviembre habrá o no votación, tras la suspensión del TC.

Tras firmar el decreto, Mas ha definido que la convocatoria es un "reto para decidir y construir el futuro". "Hoy se abre un camino que marca un antes y un después", ha señalado. "Es la hora grande de Cataluña", ha dicho. "Este día será recordado para siempre, nos preparamos para poder ejercer el derecho a decidir", ha apuntado. El presidente de la Generalitat en su alocución se ha dirigido a la sociedad española. "Nos unen lazos intensos y profundos", ha asegurado. "En democracia debemos solventar los retos con más democracia, Cataluña quiere hablar y ser escuchada, quiere votar", ha añadido.

Y una vez que lo haga, Mas ha emplazado al Estado a encontrar los "marcos para construir el futuro". Una vez más, el dirigente nacionalista ha instado al Gobierno central a que no impugnen la ley ni el decreto. Además, el jefe del Ejecutivo autonómico ha apelado a las grandes mayorías, el consenso, al diálogo y al respeto a los marcos legales como activos del proceso catalán.

Detalle de la firma de Artur Mas.

Detalle de la firma de Artur Mas. / Efe

Después del acto, Mas ha salido a la plaza de Sant Jaume, donde centenares de manifestantes, convocados por la ANC, le han recibido con gritos de "independencia" y "votarem".