El Correo

El Pablo Iglesias 2.0 del PSOE

Alberto Sotillos, en una de las fotografías que ha colgado en uno de sus perfiles en las redes sociales. / Alberto Sotillos/Facebook
  • Alberto Sotillos, hijo del que fuera portavoz de Felipe González, es otro habitual de tertulias políticas que busca apoyo entre las bases desencantadas de la vieja guardia socialista

  • Ahora salta de las redes sociales al primer plano con su candidatura a la secretaría general del partido

Vestido con un polo rojo en el que luce una chapa con la bandera republicana a la altura del corazón. Así se retrató Alberto Sotillos (Madrid, 1985) el pasado 2 de junio, poco después del anuncio de la abdicación del Rey. Colgó la imagen en su perfil de Twitter acompañada de un "Ya estoy listo" que también escondía una intención que ya era una suerte de secreto a voces en el seno de Socialismo Democrático, un grupo de militantes de base, unido en las redes sociales, en proceso de convertirse en una de las muchas corrientes que tratan de airear el aire viciado que se respira en Ferraz. Además de una declaración de intenciones en toda regla, suponía un paso adelante que ha confirmado este miércoles con otra fotografía en la red social en la que se le veía firmando su "comunicación de concurrencia al proceso de recogida de avales" bajo el hastag #RefundacionPSOE. Es decir, su candidatura a la secretaría general del partido, que Alfredo Pérez Rubalcaba ha decidido abandonar tras el histórico batacazo en las elecciones europeas. ¿Quién es este osado aspirante?

Eduardo Sotillos, padre de Alberto, fuera portavoz de Felipe González en su primera legislatura, director de Radio Nacional de España y presentador del Telediario hasta 1996.

"Padre. Sociólogo. CEO Social Media en MrPresident Consulting Group. Autor de 'Democracia contra la democracia'. Columnista y analista en radio y televisión". Así se define en Twitter Alberto Sotillos Villalobos, hijo del que fuera portavoz de Felipe González en su primera legislatura, director de Radio Nacional de España y presentador del Telediario hasta el desmbarco del equipo de Aznar en la televisión pública en 1996. Entre otras muchas cosas. Eduardo Sotillos, militante de base del PSOE, también fue secretario de Comunicación y Estrategia de la ejecutiva regional del Partido Socialista de Madrid. Allí, en la agrupación de los socialistas madrileños, comenzó a trabajar Sotillos junior codo con codo con su padre como responsable de redes sociales en la candidatura de Tomas Gómez a las primarias del PSM.

'Los Simpsons' y Pablo Iglesias

Así se explica en parte el absoluto dominio del lenguaje 2.0 de este licenciado en Sociología por la Universidad Complutense. En Twitter se ha metido en el bolsillo a muchos simpatizantes del PSOE desencantados con la vieja guardia. ¿Cómo? Por ejemplo, apoyando sus mensajes con vídeos de 'Los Simpsons'. En su 'timeline' se puede ver el extracto del capítulo 'Citizen K' de la serie de animación de Matt Groening en el que los extraterrestres Kang y Kodos secuestran a Bill Clinton y Bob Dole y se presentan a unas elecciones, en una sátira nada sutil sobre el bipartidismo. Además de vídeos de la familia amarilla, el aspirante a la secretaría general también ha compartido autopromociones sobre su libro 'Democracia contra democracia' con foto de Ana Rosa Quintana sosteniendo un ejemplar incluida.

Como Pablo Iglesias -el líder de Podemos, no el padre del socialismo español-, Alberto Sotillos también se ha fogueado en diversas tertulias televisivas de diferente pelaje. De hecho, ambos coincidieron en el programa de Canal 33 (una emisora local de Madrid) 'La plaza en llamas'. Allí protagonizaron ante las cámaras una especie de duelo progresista en el que el líder de Podemos ya le acusaba de pertenecer a "la casta" y el ahora aspirante socialista se zafaba como podía. "No puedo permitir mentiras sobre mi partido, lo siento", esgrimía. También son frecuentes sus intervenciones en 'El gato al agua' de Intereconomía. Pero donde mejor se sabe mover Sotillos es en Twitter. En la red de los 140 caracteres no ha parado de lanzar dardos a sus 'mayores' en los últimos tiempos. No ha disimulado su antipatía hacia Elena Valenciano ni Alfredo Pérez Rubalcaba, con afiladas réplicas a los mensajes del todavía líder de la oposición.

De conseguir los 10.000 avales que su partido exige para formalizar la candidatura, Javier Sotillos, el mismo joven que comparte fotos con sus dos pequeños o tomando una caña en un chiringuito de playa en su Facebook, tendrá que darlo todo en una carrera de fondo hacia la Secretaría General del PSOE en la que, previsiblemente, se va a encontrar a Eduardo Madina y Pedro Sánchez. Y demostrar si se sabe mover tan bien en la arena política como por el teclado.