La playa de Gorliz se quedará definitivamente sin restaurantes ante la inmimente demolición del Hondartzape