Rutas de montaña: Aizaleku (809 m.)

Rutas de montaña: Aizaleku (809 m.)

Aizaleku y Trapaleta son las dos cimas que delimitan por el este la villa ferrona de Legazpi

FERNANDO J. PÉREZ

Legazpi es la villa ferrona por excelencia de Gipuzkoa. Su pasado vinculado a una por entonces artesanal industria del hierro ha marcado su devenir histórico, cultural y económico. Su actual industria se puede considerar heredera que aquellas primitivas ferrerías que tanta prosperidad le dio. El Museo del hierro y la ferreria de Mirandaola son las evidencias de aquel pasado esplendoroso. Menos queda de las minas de los montes cercanos, lo que no es óbice para acometer un recorrido por estas cumbres con indudable sabor ferrón. En esta ocasión, la excursión recorre el cordal que limita el pueblo por el Este y separa las cuencas de los ríos Urola y Oria para ascender dos cimas centenarias: Aizaleku y Trapaleta.

Iniciamos la caminata en la plaza de la Azoka y el frónton de Legazpi. Desde allí nos dirigimos a la calle que cruza el río, pasa bajo la carretera y las vías del tren. Al otro lado de la línea ferroviaria, seguimos (dch.) hacia el cementerio, que se asienta en la ladera del monte. Unos metros despues del camposanto desembocamos en una pista forestal (0h.10), junto a una modesta construcción. Dos sendas remontan por el pinar (izd.). Cualquiera de las dos vale. Se unen más arriba para desembocar en la carretera entre Legazpi y Ormaiztegi. La cruzamos y unos metros más abajo seguimos por un camino que sube a la izquierda.

HITOS

Aizaleku: 809 m. UTM: 30T X.555427 Y.4765702
Trapaleta: 638 m. UTM: 30T X.555378 Y.4767912 Puntuables para los Cien Montes.
Cómo llegar:. Desde Bilbao, AP-68 hasta Eibar, AP-1 hasta Bergara y GI-632 hasta el desvío a Legazpi (GI-2630). Desde Vitoria, AP-1 hasta Bergara y mismo itinerario.
Cartografía: MTN 88-IV (Beasain), 1:25.000, del IGN.
INFORMACIÓN MIDE
Horario:. 3h.00 (1h.00 al Aizaleku y 2h.20 al Trapaleta)
Distancia: 10,7 km.
Desnivel positivo: 615 m.
Severidad del medio: 1
Dificultad orientación: 2
Dificultad del terreno: 2
Esfuerzo necesario: 3

Esta pista forestal nos llevará sin desvíos hasta el cortafuegos de una línea de alta tensión que atraviesa la montaña. Nada más pasarlo, donde la pista gira a la izquierda (0h.30), continuamos de frente por un camino que se aúpa al cordal. Una vez en él encontraremos una bifurcación en la que hay que seguir por la izquierda, por el camino más marcado. Al poco, cuando comienza a perder altura, tomamos una senda a la derecha por la que alcanzaremos el punto culminante del Aizaleku (1h.00). La cumbre está presidida por una cruz de hierro, réplica a escala de la que existe, al otro lado del valle, en el cercano Gorostiaga, afeada por las antenas que la rodean.

Los quejigos que crecen alrededor apenas dejan ya ver más que las cumbres de la sierra de Aizkorri, así que iniciamos el descenso siguiendo una senda que nace junto al vértice geodésico. La recompensa llega unos metros más abajo, cuando los árboles desaparecen y ante nosotros se muestra en toda su majestuosidad la sierra de Aralar, con el Txindoki como proa, y todos los macizos del Goierri guipuzcoano.

El sendero nos devuelve al bosque, por el que seguimos perdiendo altura. Superamos una valla (1h.20) y, obviando las pistas a izquierda y derecha, continuamos descendiendo por el sendero hasta desembocar en otra pista. Ahora sí, la seguimos (izd.) para llegar a un bifurcación. Por la derecha, el camino marcado con señales de GR nos lleva hasta el alto de Atagoiti, de nuevo en la carretera entre Legazpi y Ormaiztegi (1h.40).

De frente, guiados aún por las balizas del GR, una pista nos lleva hasta las inmediaciones de un chalet, junto a cuyos límites ascendemos hasta coger una camino (izd.) que remonta el cordal. Pasamos por la cima menor de Gaintxiki, con buena vistas a Legazpi y señalado con una piedra con un bonito fósil de un ammonites. En el descenso, el camino se convierte en senda a la vez que se afila el cordal hasta desembocar en un cruce de pistas forestales (2h.00).

Seguimos la que desciende a la derecha y desemboca en otra que lleva al caserío Irazola. Nada más pasarlo hay que continuar por un camino que sube a la izquierda. Recorre toda la vertiente sur del Trapaleta hasta desembocar en otra pista mayor, por la que remontamos hasta el collado Errepublika y su cruce de pistas. La de la izquierda lleva hasta otra que recorre el cordal, en cuyo borde se ubican el buzón y el vértice cimeros, en medio del pinar (2h.20).

Volvemos ya a Legazpi. Siguiendo la pista del cordal, pasamos por la cima menor de Goitegimendi (sin buzón) y descendemos hasta último cruce de pistas (2h.45). Allí, un sendero (dch.), enzarzado en algunos tramos, nos devuelve Legazpi en poco más de un cuarto de hora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos