Rutas de montaña: Usurbe (703 m.)

Rutas de montaña: Usurbe (703 m.)

La travesía entre estos dos pueblos del Goierri guipuzcoano permite ascender a populares cimas de la comarca como Usurbe, Murumendi e Izazpi

FERNANDO J. PÉREZ

El perfil del txorierri guipuzcoano está labrado por las cuencas fluviales que lo recorren. El río Oria ejerce de eje principal, con decenas de afluentes y arroyos que lo alimentan para dibujar el característico paisaje abrupto y montañoso de esta comarca. Las montañas y los cordales se suceden en todas direcciones y las posibilidades para los mendigoizales son casi infinitas, tanto de ascensiones únicas como de travesías enlazando diversas montañas.

HITOS

Usurbe: 703 m. UTM: 30T X.564811 Y.4768434
Murumendi: 868 m. UTM: 30T X.564903 Y.4771271
Izazpi: 973 m. UTM: 30T X.558648 Y.4772903 Puntuables para los Cien Montes.
Kizkitza: 676 m. UTM: 30T X.560806 Y.4770474
Cómo llegar: A-8 a San Sebastián y N-1 a Beasain. Vuelta desde Zumarraga en tren.
Cartografía: MTN 88-II (Zumarraga) y 88-IV (Beasain)del IGN (1:25.000).
INFORMACIÓN MIDE
Horario: 7h.00 (1h.15 al Usurbe, 2h.25 al Murumendi, 4h.10 al Kizkitza y 5h.25 al Izazpi.
Distancia: 23,5 km.
Desnivel positivo: 1.650 m.
Severidad del medio: 2
Dificultad orientación: 2
Dificultad del terreno: 3
Esfuerzo necesario: 4

Una de estas últimas, ya tradicional, une Beasain con Urretxu/Zumarraga a través del puerto de Mandubia e incluye la ascensión a tres de las cimas más populares de la comarca, Usurbe, Murumendi e Izazpi. Es una travesía larga, que se va a las siete horas a ritmos suaves, pero con numerosas recompensas. El retorno a Beasain desde Zumarraga (en el sentido inverso también se puede hacer) no ofrece problemas gracias a la línea de Cercanías de Renfe.

Partimos del mismo centro de Beasain, la estación de tren. Seguimos por el paseo en dirección al Ayuntamiento, aunque a la altura del frontón subimos (izd.) por la calle Erauskin, por la que abandonamos el núcleo urbano. La sinuosa carretera lleva a los caseríos desperdigados en la ladera meridional del Usurbe. Más arriba, en una curva de 180º a la derecha (0h.20), dejamos el asfalto y seguimos (izd.) un camino que remonta por el bosque. Es una pista de servicio a varios caseríos. Tras el último, encontramos una trifurcación (0h.50) donde seguimos el vial del centro, por el que subimos ya sin más desvíos hasta la cima del Usurbe y su gran cruz (1h.15).

Descendemos unos metros por la pista de servicio de las antenas hasta un sendero a la derecha que lleva al amplio collado de Agorta. Justo enfrente nacen dos caminos forestales. Seguimos el de la izquierda, que bordea las lomas Zormendi y Mallutz hasta el collado Urresparatze (2h.00). El camino que lleva a Mandubia baja hacia la izquierda, pero antes vamos a ascender el Murumendi. Seguimos hacia la izquierda, bordeando la loma Arrapaitz, antes de acometer, tras cruzar una portilla, las rampas finales y alcanzar (2h.25) una de las cumbres con mejores vistas de Gipuzkoa.

De vuelta a Urresparatze nos dirigimos ya hacia Mandubia. Descendemos al collado Larrarte, ancestral nudo de caminos presidido por el dolmen del mismo nombre, y bordeamos por el norte las lomas de Portamosegi y Txoritegi antes de llegar a la ermita de San Gregorio. Desde allí, el camino lleva sin pérdida a Mandubia (3h.45), un agradable lugar para reponer fuerzas.

Cruzamos la carretera y seguimos la divisoria por la pista hasta un cruce. Un sendero en medio de los dos caminos nos lleva directamente hasta la ermita de Nuestra Señora de Kizkitza (4h.10), de gran advocación marinera pese a su lejanía del mar y que da nombre al monte.

Apartir de aquí, la ruta no ofrece dudas camino del Izazpi. No hay más que seguir el camino que recorre el cordal, que pasa junto a la cima del Beotegi y desciende al amplio collado Atxurta antes de afrontar las primera rampas del Izazpi, que ya no ofrecen tregua a partir de la borda Lizarrieta. La exigente cuesta final requiere tomarla con tranquilidad antes de pisar la cima y su cruz (5h.25), modesta en comparación con la del Usurbe.

Tras disfrutar de sus amplias vistas, iniciamos el largo descenso a Zumarraga. Seguimos el camino hacia la izquierda (O), al principio pegados a una alambrada, dejando cerca la vieja cruz de la antecima, hasta el collado Lepo Ondo. Aquí descendemos (izd.), en un tramo corto pero incómodo, a una pista que nos lleva (izd.) hasta el collado Elorriaga y sus txabolas. Desde aquí, el camino principal lleva a la s inmediaciones de la ermita de La Antigua, donde giramos a la derecha para descender el tramo final hasta Zumarraga (7h.00).