Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Un perro ataca a una niña de 6 años en Cruces: «Vi que no era un raspón, le faltaba carne»

La parte trasera del muslo de la pequeña, donde tiene una de las lesiones./E. C.
La parte trasera del muslo de la pequeña, donde tiene una de las lesiones. / E. C.

El padre de la pequeña, mordida este sábado por un pastor belga malinois que iba «sin correa», relata cómo el animal se abalanzó sobre la cría, que fue atendida en el hospital, donde la anestesiaron «entera» para coser sus heridas

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Lo que había sido una mañana de juegos al aire libre en Gorostiza, llena de sol y risas, terminó con un broche de pesadilla para D.F. y sus hijas, de 5 y 6 años. Ya no recordarán la jornada por lo bien que lo pasaron, sino por lo que vino después. Este sábado, cuando regresaban a su casa de Cruces a la hora de comer, los tres se toparon a la altura del campo de fútbol de La Siebe con una pareja de jóvenes que llevaba dos perros. Las peques caminaban juntitas, a dos o tres metros de su padre, que vio venir a los animales y cómo uno de ellos, que iba «sin correa», empezaba a correr hacia las niñas. No le hizo ninguna gracia, pero tampoco se alarmó demasiado. «Sinceramente, pensé 'aquí viene el típico perro tocapelotas, con perdón, que les quiere saltar encima para jugar», apunta. Pero no fue lo que ocurrió: al llegar a la altura de las pequeñas, el animal, un pastor belga malinois, de los que suelen usarse en tareas policiales, «se abalanzó sobre la mayor». «La pobre se puso nerviosa y se cayó al suelo, mientras el perro le mordía en la ropa y empezaba a tirar...». De inmediato, el asustado aita acudió en su ayuda. En este momento, aún pensaba D.F. que el animal quizá estuviese jugueteando y los gritos que daba la pequeña se debiesen al sobresalto. Pero no.