Una mujer denuncia que un celador abusó sexualmente de ella en una clínica de Bilbao

Una mujer denuncia que un celador abusó sexualmente de ella en una clínica de Bilbao
Ignacio Pérez

La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer los hechos

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

Una mujer denunció el lunes haber sufrido una agresión sexual en una clínica de Bilbao en la que ingresó como paciente. La Ertzaintza, según ha confirmado EL CORREO, ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido. Al parecer, la víctima, vecina de Orozko, acudió al centro médico para que le realizaran unas pruebas.

Después de someterse al reconocimiento médico, según publica la web Aiaraldea, la víctima fue trasladada a boxes, donde un celador le introdujo «los dedos en la vagina» y le pidió que se relajara. Antes de salir de la clínica privada, la mujer, confusa por lo que acababa de suceder, optó por preguntar al responsable de la planta en la que fue atendida. «Dudó y me preguntó si estaba segura. Yo le respondí que sí», ha relatado en esa misma web la propia víctima, que asegura que ha querido hacer pública su denuncia «pensando en las mujeres jóvenes y en las adultas. No es normal y tenemos que denunciarlo». Además, la mujer lamenta que el presunto agresor la siguiera hasta el ascensor donde le deseó «que tuviera 'un feliz día'».

Los movimientos feministas de Aiaraldea y Matxintxu han convocado este miércoles una concentración de protesta en Orozko. Será en la plaza Zubiaur a las 19.30 horas.

Segunda agresión sexual en Bizkaia en 24 horas

Esta agresión sexual se produjo un día después de que un joven de 18 años fuese detenido por violar a una conocida. Según informó el departamento vasco de Seguridad, el hombre llevó a la víctima a su vivienda en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga y la forzó. La joven necesitó atención médica y fue evacuada al hospital de Basurto para ser asistida por un médico forense. Fue la propia mujer la que alertó a la Policía Municipal, que se presentó en el lugar de los hechos y detuvo al presunto agresor en las inmediaciones del piso. Posteriormente la Ertzaintza se encargó del arrestado, que fue finalmente puesto a disposición judicial.