Otxarkoaga busca convertir su centro comercial en una incubadora para emprendedores

La consejera de Comercio, Sonia Pérez, y el teniente de alcalde, Alfonso Gil, charlan con vecinos y miembros de asociaciones de Otxarkoaga. /IREKIA
La consejera de Comercio, Sonia Pérez, y el teniente de alcalde, Alfonso Gil, charlan con vecinos y miembros de asociaciones de Otxarkoaga. / IREKIA

Los interesados contarán con facilidades en el alquiler para poder relanzar las instalaciones de la calle Lozoño

XABIER GARMENDIA

Resulta evidente que el comercio no pasa por su mejor momento; al menos, en lo que respecta a los negocios minoristas. La pujanza de las multinacionales y el cambio de las costumbres de consumo hacia las plataformas digitales han mermado a un sector que le está costando recuperarse de la crisis. Aún más si cabe en los barrios, donde cada vez se acumulan más lonjas vacías. Un ejemplo es el antiguo centro comercial de la calle Lozoño, en Otxarkoaga. Tras años de abandono, las instalaciones languidecen a la espera de nuevas actividades. Ahora una iniciativa común de Viviendas Municipales y el Gobierno vasco aspira a rehabilitarlo y convertirlo en un punto de encuentro gracias a una incubadora para emprendedores.

La idea, enmarcada en la reconversión de Otxarkoaga hacia un barrio «ecosostenible», persigue que emprendedores decidan instalarse en el centro, construido en 1960 y con unas dimensiones cercanas a los 1.400 metros cuadrados. En total, dispone de una veintena de módulos cuya distribución se puede modificar atendiendo a las necesidades de los proyectos. Para facilitar la ocupación de las instalaciones, los participantes dispondrán, entre otras ventajas, de periodos de carencia de renta en los contratos de alquiler. De hecho, los diseñadores Ion Fiz y Eder Aurre ya han mostrado su interés por contar con un espacio para desarrollar su actividad. Ahora falta que otros se sumen.

El objetivo de 'Tu futuro, auzoan', como se ha bautizado al proyecto, no es solo volver a generar movimiento en el antiguo centro comercial, sino también crear oportunidades para que los emprendedores residan en Otxarkoaga. «Quien haga una apuesta por venir desde fuera del barrio, tendrá la oportunidad de quedarse a vivir aquí», ha afirmado el segundo teniente de alcalde, Alfonso Gil, en referencia al resto de proyectos de rehabilitación de la zona. Además, la apertura de negocios emprendedores también supondrá una oportunidad de trabajo para los vecinos: «Los colectivos nos han pedido que generemos empleabilidad y hagamos bueno el lema de 'Yo soy de Otxarkoaga y estoy orgulloso de serlo'».

La iniciativa presentada este lunes deriva de la convocatoria de ayudas del año pasado por parte del Departamento de Comercio, que cuenta con 3,6 millones de euros para incentivar el emprendimiento en el sector. «Es indispensable apoyar al comercio local no solo dotando de ayudas a los ayuntamientos, como en este caso, sino aportando más herramientas a las empresas y a los emprendedores, sobre todo, a las mujeres», ha destacado la consejera del ramo, Sonia Pérez, en el que ha sido su primer acto oficial tras prometer el cargo en sustitución de Alfredo Retortillo. En su opinión, casos como el del centro comercial de Otxarkoaga son oportunidades para «compartir experiencias y conocimientos» en un mercado cada vez más exigente. «Todos tenemos la responsabilidad de saber dónde y cómo compramos», ha remachado.