Pleno de investidura de Rementeria

La oposición critica la «autocomplacencia» de PNV y PSE

La popular Amaya Fernández (d) le ha pedido a la abertzale Bea Ilardia (i) que condene el terrorismo. /IGNACIO PÉREZ
La popular Amaya Fernández (d) le ha pedido a la abertzale Bea Ilardia (i) que condene el terrorismo. / IGNACIO PÉREZ

Los portavoces de jeltzales y socialistas defienden el pacto de Gobierno por su «eficiencia» y «realismo»

XABIER GARMENDIAGernika
Jon Andoni Atutxa (PNV) «[PNV y PSE] Compartimos diagnóstico y prioridad de acciones»

Al igual que ha hecho Rementeria a primera hora, el portavoz nacionalista también ha realizado una férrea defensa del acuerdo por el que seguirán gobernando en coalición con los socialistas. «Compartimos diagnóstico y prioridades de la acción de Gobierno, y apostamos por la fórmula de un Gobierno de diferentes con un único objetivo», ha reivindicado. En opinión del representante jeltzale, y ante las críticas de «autocomplacencia» por parte de los grupos de la oposición, el acuerdo entre ambas fuerzas se ha basado «en la eficiencia, el realismo, la sinceridad y la seriedad».

Atutxa ha enumerado los ejes que guiarán la acción del Ejecutivo de coalición (empleo, cohesión social, igualdad...) y ha vuelto a recordar compromisos como el recién anunciado plan de empleo, el parque tecnológico de la Margen Izquierda y el centro internacional de emprendimiento, que tendrá su sede en la antigua Torre BBVA de Bilbao.

Arantza Urkaregi (EH Bildu) «Cierra La Naval, ¿y qué nos traen a cambio? Amazon»

La anunciada intención de Rementeria de «seguir, seguir, seguir» en el mismo rumbo que en el anterior mandato no satisface al grupo de EH Bildu. «¿Seguimos con las mismas políticas? Entonces ya sabemos cuál es el resultado», se ha lamentado Arantza Urkaregi sobre la «autocomplacencia» del Gobierno foral antes de poner el foco en la calidad del empleo más que en la bajada del paro. «Cierra La Naval, ¿y qué nos traen a cambio? Amazon», ha ejemplificado para poner el foco en la «precariedad» que suscitará, bajo su punto de vista, la llegada de multinacionales.

«Bizkaia no es a día de hoy una sociedad compacta, pese a que lo debería ser», ha afirmado Urkaregi en clave de cohesión social, que ha apostado por tejer una red que garantice los derechos: «No se pueden poner en riesgo los servicios públicos». En lo relativo a igualdad, la juntera abertzale ha afeado que la Diputación lleve «un año sin cumplir la norma foral», ya que los Presupuestos de este año no incluye el 1% prometido para ese tipo de políticas.

Ekain Rico (PSE) «El PSE siempre está en el acuerdo entre diferentes. A otros les da vértigo»

A Ekain Rico le ha tocado la responsabilidad de defender el pacto de coalición que seguirá rigiendo Bizkaia los próximos cuatro años. Y no ha pasado de puntillas por el entendimiento con el PNV. «Si algo sabe la gente es que donde siempre está el PSE es en todos los acuerdos entre diferentes. Ya sabemos que a otras formaciones les da vértigo, pero no al socialismo», ha reivindicado el portavoz. Durante su turno, ha reconocido que durante el anterior mandato «ha habido desaciertos, errores y, por supuesto, muchas cosas que mejorar», pero ha dicho poder presumir de «devolver a la ciudadanía una Bizkaia mejor que la que le entregó cuatro años antes».

Los resultados electorales muestran, en su opinión, que los vizcaínos premian la estabilidad institucional, pero no quieren que el poder quede en manos de un solo partido político, por lo que el PSE ha decidido «utilizar esa fuerza con la misma eficacia» que en 2015, cuando rubricó el acuerdo con el PNV que ahora se ha reeditado. «Es una fórmula de éxito no porque sumemos 33 apoderados, sino porque supone unir las dos tradiciones que hemos venido cosiendo históricamente en Euskadi», ha rematado antes de desearle «buena suerte» a Rementeria.

Israel Escalante (Elkarrekin Podemos) «[A Rementeria] Se afana en contar una recuperación económica que no llega a la gente»

Consciente de que su compañera de bancada Eneritz de Madariaga no cuenta con opciones de cara a la investidura, Israel Escalante se ha dirigido a Rementeria para denunciar el que es, en su opinión, su modelo de desarrollo económico. «Se afana en contar una recuperación económica que no llega a la gente», le ha espetado el representante de Elkarrekin Podemos. Bajo su punto de vista, resulta «peligroso preocuparse más por la imagen externa que por la interna», en una evidente referencia a la apuesta por los grandes eventos que han sido clave en la internacionalización de Bizkaia.

Escalante ha recuperado en su discurso la polémica que Rementeria protagonizó cuando ensalzó el esfuerzo de Andoni, un pescatero de Barakaldo con dos trabajos y una jornada laboral maratoniana. «Pese a que nos dijo que Andoni trabajaba 27 horas al día sin quejarse, supimos poco después que en realidad pedía que no abran más grandes superficies porque perjudican al pequeño comercio», le ha afeado.

Amaya Fernández (PP) «Los ciudadanos no nos ven como una institución clave para resolver sus problemas»

El turno de la portavoz del PP ha sido el que mayor carga política ha tenido durante toda la sesión. La representante popular se ha dirigido en todo momento a Unai Rementeria, bajo la coletilla de «si usted, como es previsible, sale hoy elegido diputado general», pero sus mayores críticas han ido a parar a la bancada de EH Bildu. «No puedo creer que en pleno siglo XXI, en 2019, haya una formación que no condena el asesinato selectivo de seres humanos. De mujeres, de hombres, de niños», le ha espetado a la líder abertzale, a apenas un metro del estrado. Al resto de formaciones les ha retado a «elevar el nivel de exigencia» para que pidan a la coalición soberanista que rechace claramente el terrorismo.

En su primera elocución ante las Juntas Generales, Fernández dice haber llegado al Parlamento territorial con el objetivo de que la institución gane visibilidad. «Los vizcaínos no sienten a estas Juntas ni a la Diputación como instituciones clave para abordar la resolución de sus problemas», ha planteado la secretaria general del PP vasco. Además del empleo y la economía, que han copado gran parte de su turno, ha sacado a la palestra otras cuestiones como la inseguridad y le ha acusado a Rementeria de no haber puesto plazos concretos para acabar con la saturación de los centros de 'menas': «La deficiente atención les puede convertir en potenciales infractores. No lo digo yo, lo dice la Fiscalía».

Más información sobre el pleno