El ojito derecho de Rihanna

Ana Arto protagoniza una carrera meteórica tras renunciar a sus estudios de Derecho. /E. C.
Ana Arto protagoniza una carrera meteórica tras renunciar a sus estudios de Derecho. / E. C.

La modelo bilbaína Ana Arto se consolida entre las grandes tops mundiales gracias al apoyo de la estrella de Barbados y sus rizos

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

A sus 21 años y con la carrera de Derecho aparcada definitivamente, la bilbaína Ana Arto se ha consolidado entre las principales tops mundiales. Figura en todos los rankings de las mejores modelos. Ha enamorado a las grandes firmas – tras estrenarse con Lemarié ha desfilado para Saint Laurent, Oscar de la Renta, Tom Ford y Maison Margiela, entre otras– y también a algunas de las figuras clave que mueven los hilos de este negocio.

Es el ojito derecho de Rihanna desde que desfiló para Fenty x Puma, la colección diseñada por la superestrella de Barbados. «Nunca olvidaré el momento en que estábamos en el 'line up' y ella se acercó para retocarnos el look una por una y decirnos lo guapas que íbamos. ¡Fue increíble! Lo disfruté muchísimo. Cuando terminó el desfile vino al vestuario a abrazarnos y darnos las gracias», recuerda tras arrasar en la Semana de la Moda de Nueva York, adonde se mudó el año pasado, tras previa escala en Londres y París.

Arto protagoniza una carrera meteórica. Sin embargo, pese a su juventud, en absoluto parece sucumbir a los cantos de sirena de una industria que encumbra carreras con la misma facilidad con que en ocasiones las entierra. «Esta profesión es como una montaña rusa. Un día estás arriba y muy feliz y al minuto siguiente ya no. Todo cambia muy rápido y en el último segundo», reflexiona.

A lo Jim Morrison

Su melena corta y rizada y el flequillo a lo Jim Morrison cayéndole a la altura de la clavícula le ha llevado a quemar etapas en un tiempo récord. También su rostro con rasgos masculinos le ha ayudado a enfilar su cuarta temporada en las pasarelas internacionales. Además del esfuerzo y estilo, a Arto le ha acompañado la fortuna. Con 1,80 metros de altura, su fama se disparó al compartir instantánea con la argentina Mica Argañaraz, una de las modelos más solicitadas de las últimas temporadas y con la que guarda un sorprendente parecido. Además de peinado, curiosamente, comparten talla de pecho, cintura y cadera.

Si bien comenzó su carrera con el cabello totalmente liso, Arto ha transformado precisamente sus rizos en uno de sus sellos de identidad. Su aspecto evoca a las modelos de los años setenta. Asume que la profesión de modelo es muy corta y con el tiempo le gustaría trabajar en la parte más «creativa» de la moda. Quizá como directora de alguna revista.

Lo que tiene claro es que nunca retomará los estudios de Derecho. «No sabía a lo que dedicarme. No me resultaba difícil sacar la carrera porque tengo mucha memoria, pero no tiene nada que ver con lo mío», cuenta esta joven a la que Rihanna quiso en su desfile. Lo suyo son las pasarelas y sueña con desfilar para Louis Vuitton, Versace,Céline...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos