Los nuevos y los viejos quinquis

Nora Canal, Danel Eizagirre, Iñaki López de Aguileta y Koldo Atxaga./Mireya López
Nora Canal, Danel Eizagirre, Iñaki López de Aguileta y Koldo Atxaga. / Mireya López

Presentación en Bilbao del largometraje documental 'Quinqui Stars'

TXEMA SORIA

A finales de los años setenta y buena parte de la década de los ochenta del pasado siglo varios prestigiosos directores de cine, entre ellos Eloy de la Iglesia, autor de películas como 'Navajeros', 'Colegas' o 'El pico'; José Antonio de la Loma, que dirigió 'Yo, El Vaquilla' o 'Perros Callejeros'; o Carlos Saura, autor de 'Deprisa, deprisa', pusieron de moda el cine quinqui. Un cine que hablaba de personajes marginales, nacidos en las barriadas de las ciudades que más habían sufrido la crisis económica, en la mayoría de los casos faltos de escolarización y atrapados por la droga.

A finales del pasado año se estrenó en la Seminci de Valladolid un largometraje documental, 'Quinqui Stars', dirigido por Juan Vicente Córdoba, que ayer estuvo en Bilbao presentando su obra dentro de las jornadas Gizazinea, organizadas por la Asociación Cultural Caóstica. Córdoba realiza un trabajo excepcional con 'Quinqui Stars', que gracias al boca a boca de los espectadores lleva diez semanas consecutivas en las salas del cine Renoir Princesa de Madrid. Es tal la expectación que ha levantado, que en las próximas semanas se proyectará en cines de ciudades como Vigo, Las Palmas, Valencia y Barcelona.

En este documental ficcionado el director utiliza el testimonio de algunos de los actores que vivieron los años setenta y ochenta del siglo XX -Enrique San Francisco, Daniel Guzmán o Mery Cuesta-, y lo contrapone con el de jóvenes músicos -Ramsés Gallego 'El Coleta', Bea Pelea o La Blondie-, que hacen música trap en este siglo. El director analiza y contrapone la forma de vida de los quinquis de los años setenta en barrios como San Blas, Moratalaz o Vallecas, en Madrid; y La Mina o El Raval, en Barcelona, con la vida en esos mismos lugares del nuevo quinqui. En el largometraje muestra los cambios culturales, políticos, económicos y hasta urbanísticos que se han producido en estas barriadas a lo largo de las últimas cuatro décadas.

La película, que fue presentada en la sala Bilborock, completamente llena, forma parte de unas jornadas de carácter educativo, Gizazinea, que aúnan la educación en valores y los derechos humanos con la creación artística y audiovisual. Unas jornadas organizadas por la Asociación Cultural Caóstica que concluirán este próximo sábado, 9 de febrero.

En la presentación del largometraje estuvieron Xabier Uria, Juan Dopico, Nytia López, Íñigo Portillo, Pablo Volovich, Javier Bárcena, Michel Goiri, Nora Canal, Danel Eizagirre, Iñaki López de Aguileta, director del área de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao; Koldo Atxaga, Mila Fernández, José Luis Quintanilla 'Txelis', Tania Camarena, Clara Llorente, María Puig, Ibone Lorenzo, Irati Txopitea, Sara Ruiz, Guillermo Royo, Roberto Ortega, Sofía Nevef y Tomás Facio.

Asimismo se acercaron Rafa García, María Aparicio, Irene Ruiz, Amaia Díez, Imanol Urizar, Xabier Zabala, Asier Artuñedo, Imanol Navarro, Ane Urkijo y Susana Hernández. No faltaron a la cita caóstica Javier Ikaz, uno de los autores del libro 'Yo fui a EGB', tocado con gorra escocesa; el director y guionista de cine Pedro Rivero, Yunuen Cuenca, Javier Corrales, Sandra Álvarez, Aimar Arkotxa, Juan Carlos Camino, Roberto Alonso, Roberto González, Borja Gárate, Javier Peña, Diego Madinabeitia, Alex García y Unai Atela.

 

Fotos

Vídeos