Las viviendas de El Kalero están fuera de la agenda del Gobierno vasco por el momento

Las viviendas de El Kalero presentan muy mal aspecto. / HELENA RODRÍGUEZ
Las viviendas de El Kalero presentan muy mal aspecto. / HELENA RODRÍGUEZ

Vitoria recuerda que ya trabaja en tres actuaciones «importantes» en Basauri

LEIRE PÉREZBASAURI.

Los residentes en la infravivienda de Kareaga Goikoa, en el Kalero, van a tener que esperar para encontrar una solución a las paupérrimas condiciones que sufren. Portavoces del departamento de Vivienda del Gobierno vasco han anunciado que «no hay ninguna novedad» en el acuerdo que pretende forzar el Ayuntamiento de Basauri para que el Ejecutivo autonómico construya nuevas viviendas en un solar municipal de Uribarri y realoje en esta unidad a los vecinos afectados de El Kalero. Las mismas fuentes puntualizaron además que «el departamento tiene actuaciones muy importantes en materia de vivienda en tres ámbitos de la localidad» como son San Miguel, Azbarren y Sarratu. «Se va a centrar en eso», dejaron claro.

Aún así, desde el Ejecutivo local se mostraron confiados en alcanzar más pronto que tarde un acuerdo. «Seguiremos realizando gestiones con Gobierno vasco para que sea factible la operación a medio plazo», aseguraron al tiempo que recordaron que el Ayuntamiento está inmerso en la aprobación del PGOU. «En cualquier caso continuaremos avanzando en esta u otras soluciones para esos inmuebles», dijeron.

En todo caso, parece que de momento, los residentes tendrán que seguir en sus viviendas a falta de un plan municipal que les ofrezca cobijo en otro lugar. En marzo de este año PSE, Basauri Bai-Podemos y Partido Popular solicitaron un informe a los responsables municipales de cara a conocer el «estado real del edificio» fuera de ordenación desde 1985 y que ya hace cinco años fue incluido en una memoria de zonas degradadas. Estas formaciones políticas consideran que los vecinos «no pueden esperar» a que el asunto se solucione en los despachos y que por lo menos habría que dar una «solución momentánea».

Posible peligro

La pasada legislatura requirieron a los técnicos que declarasen «si estaba en ruina y era por lo tanto peligroso residir en ellos», apuntó entonces el portavoz del PP Gabriel Rodrigo, concejal que advirtió que «cualquier día podía haber una desgracia tal y como sucedió en el barrio bilbaíno de Zorroza» donde falleció un matrimonio y sus dos hijos en 2017.

Con motivo del accidente bilbaíno, el PP basauritarra solicitó de forma individual un primer informe municipal, pero ni en ese intento, ni en el segundo, el gobierno local tomó en consideración la solicitud de los grupos de la oposición. Explicaron que «no era de obligado cumplimiento», tal y como entendían los tres partidos. Pero además incidieron en que dicho informe no era bueno para los residentes. «Si el edificio se declara en ruina, perderán el derecho a realojo y tendrían que hacer frente al derribo». Algo que no compartían PSE, PP y Podemos.