Vecinos de Basauri piden que se elimine una fila de aparcamientos que complica el acceso a su calle

Las ambulancias no pueden acceder a la calle y los enfermos deben desplazarse varios metros. / L. PÉREZ
Las ambulancias no pueden acceder a la calle y los enfermos deben desplazarse varios metros. / L. PÉREZ

El Ayuntamiento anuncia que estudiará la intervención que ya fue analizada hace años por los técnicos municipales

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Los vecinos de la calle Clemente Beltrán de Heredia, en Basauri, llevan años solicitando al Ayuntamiento que estudie la eliminación de una de las dos filas de aparcamientos que tiene el vial para que sea «más accesible». Esta semana han presentado en el Ayuntamiento 134 firmas para que se tome en cuenta de «una vez por todas y ante la inacción del Consistorio» su reivindicación. Han tardado en canalizar su queja, pero esperan que «sirva para que nos escuchen y hagan algo», explica Toria Bengala, una de las residentes. Esta vecina recuerda que «hace un par de semanas los bomberos no pudieron acceder a la calle y se tuvieron que quedar en la esquina ante una denuncia de olor a gas». «No es la primera vez que ni bomberos, ni ambulancias pueden entrar», lamenta.

Una vez entregados en el registro de la casa consistorial los apoyos, los responsables municipales movieron ficha y aseguraron que «se valorará y estudiará el proyecto para trabajar en la mejora de la accesibilidad de dicha calle». Recordaron que «hace cuatro años un particular presentó una petición en este sentido y como en otros proyectos que afecta a un gran número de aparcamientos, se solicita que esté respaldada por los vecinos, puesto que el estacionamiento es una de las mayores preocupaciones que existen en la localidad, tal y como se muestra en las encuestas del Observatorio Urbano».

La reordenación del tráfico y eliminación de entorno a diez plazas en este punto estuvo hace años en mente de los técnicos municipales. Un estudio apuntaba a la necesidad de una inversión de alrededor de 80.000 euros. En dicha propuesta, que se quedó en el cajón, se sugería aprovechar el tajo para mejorar el saneamiento y alumbrado público, así como la instalación de mobiliario urbano.

Las personas que necesitan traslados en ambulancias no lo tienen mejor. Deben soportar recorrer varios metros en silla de ruedas o incluso en camilla. Pero además, los residentes contemplan cada dos por tres como los conductores se ven obligados a parar en medio del acceso por Pedro Bilbao, una situación que genera malestar en los conductores de esta calle, que no pueden circular. Tampoco lo tienen mejor las furgonetas de mensajería o incluso el transporte de muebles, pero además los vecinos se quejan de coches rayados y espejos rotos cada dos por tres.

 

Fotos

Vídeos