La segregación de Usansolo marca el último pleno de la legislatura en Galdakao

Ibon Uribe presidió ayer su último pleno como alcalde de Galdakao. / CRISTINA RAPOSO
Ibon Uribe presidió ayer su último pleno como alcalde de Galdakao. / CRISTINA RAPOSO

La Secretaria municipal declara nula una moción de UH que pedía que se acelerasen los trámites para iniciar el proceso

CRISTINA RAPOSO GALDAKAO.

El Ayuntamiento de Galdakao celebró ayer por la tarde el último pleno de la legislatura. Una intensa sesión en la que el debate principalmente estuvo dirigido a la moción presentada por la formación Usansolo Herria acerca del inicio del proceso de segregación de Usansolo. Aunque la moción, que solicitaba acelerar el proceso, cumplía los requisitos para ser presentada y debatida, «incumplía los cauces legales que requiere el proceso por lo que su votación es nula». Aún así, UH tomó la decisión de presentar la propuesta que no pudo salir adelante ya que necesitaba de una mayoría absoluta y solo fue aprobada por las formaciones Galdakao Orain, EH Bildu e Irabazi.

El equipo jeltzale, por su parte, había preparado una enmienda a la totalidad para que pudiera iniciarse el proceso de contratación de cartografía de Usansolo. Esta propuesta no fue bien acogida por las portavoces de UH que hicieron notar que «la cartografía está marcada desde hace 20 años» y que «es una competencia de la Diputación Foral de Bizkaia y no del Ayuntamiento». Ante esa afirmación, el alcalde Ibon Uribe, se vio obligado a intervenir y a explicar que los documentos descritos por UH «están hechaos en papel cebolla y a mano alzada, por lo que no se consideran válidos por las instituciones». Sería necesario, por tanto, actualizar el formato.

Liquidación 2018

En la jornada de ayer también se zanjó la liquidación de los presupuestos generales del pasado 2018 y la modificación de los cuentas municipales de cara a este nuevo ejercicio. Así, las actuaciones que debían haber sido ejecutadas el pasado año, y que cuentan con un crédito de más de 3 millones de euros, fueron incorporadas al presupuesto de este 2019.

En el apartado de mociones, el PSE incluyó una en que se insta al Congreso de los Diputados a la «urgente tramitación y aprobación de la Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, que garantice que las personas puedan decidir libremente el momento y la forma de finalizar su propia vida». Fue aprobada por todas las formaciones políticas del Ayuntamiento salvo por el Partido Popular.

Debates a un lado, la sesión también estuvo marcada por la emoción. Fue el último pleno de la legislatura y para algunos, el último. También para el que ha sido regidor durante ocho años. Y es que tanto él como algunos corporativos, cerraban una etapa que les «ha marcado y hecho mejores personas», resumió el primer edil. «Aunque hacer amigos en la política no es fácil, hemos conseguido una gran complicidad entre todos los que hoy estamos aquí, algo que nos ha hecho mejores personas», resumió Ibon Uribe.