Los 'sanfaustos' vuelven a dar voz a los más pequeños en el pleno 'txiki'

Asier Iragorri y Andoni Busquet, posan con dos corporativos 'txikis' /MIREYA LÓPEZ
Asier Iragorri y Andoni Busquet, posan con dos corporativos 'txikis' / MIREYA LÓPEZ

16 niños de las cuadrillas, se convirtieron ayer en los protagonistas de una tradición rescatada para celebrar el medio siglo de las fiestas

LEIRE PÉREZ

El pleno del Ayuntamiento de Basauri dejó ayer por un día de ser un lugar rígido en el que las intervenciones están medidas al milímetro, en el que tienen lugar los debates y enfrentamientos políticos, para convertirse en un espacio afable y cordial con los más pequeños como protagonistas. Con motivo del 50 aniversario de los 'sanfaustos', Herriko Taldeak ha querido recuperar el 'pleno txiki', un acto que se celebraba al inicio de los festejos, pero que con el paso del tiempo se fue perdiendo.

Dieciséis niños, uno por cada cuadrilla, se distribuyeron por los asientos normalmente utilizados por el Ejecutivo local y la oposición. De uno en uno comenzaron la batería de preguntas al alcalde, Andoni Busquet. Y tanto gustó la experiencia que antes de acabar ya preguntaron si el año que viene había más. Algo menos de una hora fue el tiempo empleado para el acto. Se quedó cortó y sacó más de una carcajada al público asistente, la mayoría padres de los pequeños.

Al regidor le pusieron en más de un aprieto, aunque supo salir victorioso del cuestionario y eso que algunas peticiones eran casi imposibles de materializar. «¿Por qué no hacéis un parque que una Pozokoetxe y San Fausto?», preguntó el representante de Alaiak. Busquet contestó entre risas: «No está mal. Lo apuntamos».

Que el Ayuntamiento ponga en marcha un triatlón txiki, cubrir el patio del Gaztelu, más espacios cubiertos y zurracapote txiki fueron algunas de las cuestiones solicitadas. La pequeña de Basatiak fue más lejos y le preguntó al alcalde «¿qué hacía con los que se portaban mal?». El primer edil no dudó en contestar explicándole el proceder del Ayuntamiento a la hora de expedientar a trabajadores. «Es muy raro, no somos muy malos», defendió.

Los niños, que pudieron preguntar lo que quisieron, no dudaron en trasladar el malestar de algunos vecinos por la falta de luces festivas en la calle. «A veces se ponen banderines, otras luces. Hay que gestionar los recursos y hay opiniones para todos los gustos», explicó. Otras preguntas fueron más íntimas como «qué haces para divertirte en fiestas, qué cosas especiales tiene ser alcalde» e incluso hubo interés por conocer «en qué consiste el trabajo de alcalde».

Pasadas las diez y media de la mañana los 'alcaldes txikis', June García y Pablo Casas, que también participaron en el pleno, acompañados del resto de niños e integrantes de las cuadrillas, el presidente de Herriko Aritz Urtiaga y el alcalde, Andoni Busquet, iniciaron el tradicional pasacalles de gigantes y cabezudos hasta el colegio de Soloarte.

Los alcaldes txikis fueron los encargados de inaugurar el espacio dedicado a los más pequeños. «Gracias a todos por venir. Hoy es nuestro día, el día de los niños», se felicitó June, mientras que Pablo animó a «pasarlo de primera». «Todos a jugar», gritaron los dos a la vez.

Comida de mujeres

Aunque la jornada de ayer fue el día dedicado a los txikis, las mujeres del municipio tuvieron que hacer encaje de bolillos para cuidar a los niños que no tenían clase y asistir a los actos que como cada año se organiza desde el Consejo de Igualdad, órgano en el que están representados el área de Igualdad del Ayuntamiento y las diferentes asociaciones de mujeres. Varios centenares de féminas participaron en la XI edición de un acto reivindicativo desde el que cada año se pide a Herriko Taldeak, aunque sin mucha suerte, que no junte el día del niño y la comida de mujeres, para que así puedan participar más personas. A la una del mediodía tuvo lugar la ofrenda floral a la Eskarabillera y a Manuela Egiguren.

 

Fotos

Vídeos